in

Los mejores consejos para ahorrar el agua en casa

El agua es un elemento indispensable para la vida en la Tierra. Precisamente por esta razón, cuidar este recurso natural y hacer un uso responsable del mismo es una tarea obligatoria si queremos asegurar nuestra supervivencia y la del resto de seres vivos que habitan en el planeta. 

En nuestra vida cotidiana realizamos actividades que llevan asociado el consumo de agua. Por si no lo sabías, según el último estudio del INE, el consumo medio de agua por persona en España es de 136 litros al día. ¿Te imaginabas una cifra así? Si te ha sorprendido este dato y quieres conocer cuáles son las medidas domésticas que puedes adoptar para ahorrar el agua en casa y evitar su despilfarro innecesario, a continuación te mostramos algunos sencillos trucos que te permitirán reducir tu consumo de agua en el hogar sin que esto te suponga un gran esfuerzo. 

Y es que poniendo en práctica estos simples hábitos, además de ser responsable con el medio ambiente, lograrás reducir el importe de tu factura de agua y lograrás ahorrar unos eurillos. ¿A qué esperas para conocer estas acciones para ahorrar agua en casa?

Medidas para ahorrar el gasto de agua en casa

Aunque 3/4 partes de la superficie total del planeta estén cubiertas por agua y puedas llegar a pensar que se trata de un recurso inagotable, nada más lejos de la realidad. Prueba de ello es que tan solo el 0,007% de todo el agua que hay en La Tierra es potable. Esto quiere decir que, ante una población mundial que no para de crecer (según el último informe demográfico de las Naciones Unidas (2019), en el mundo hay 7.700 millones de personas) y los efectos cada vez más visibles del cambio climático como la sequía, pueden llevarnos a agotar las reservas de agua del planeta si no hacemos un uso sostenible de las mismas.  

Por ello, estas son algunas de las recomendaciones para ahorrar agua en casa que puedes comenzar a practicar desde hoy mismo: 

1. Cierra el grifo cuando no lo estés utilizando

Dejar el grifo abierto y permitir que el agua acabe desapareciendo bajo el desagüe mientras te estás lavando los dientes, mientras te afeitas o lavas el pelo, mientras estás enjuagando los platos, lavando la fruta o enjabonándote en la ducha, puede llegar a suponer un gasto de 5 a 20 litros de agua por minuto

Si quieres ahorrar agua, puedes comenzar por incorporar el sencillo hábito de cerrar el grifo durante los enjuagados o cuando no estés utilizando el agua de manera directa. 

2. Dúchate en lugar de bañarte

Apuesta por ducharte en lugar de darte un baño en la bañera. Y es que, pegarte una ducha de 5 minutos implica, aproximadamente, un gasto de unos 50-80 litros de agua, mientras que para llenar una bañera de tamaño estándar se necesitan unos 230 litros de agua. Hay una diferencia más que significativa, ¿verdad? 

3. Utiliza la lavadora y el lavavajillas solo cuando estén llenos

En otro artículo de este portal ya te explicábamos que utilizar el lavavajillas resulta más sostenible que lavar la vajilla a mano. Pero, si todavía quieres saber cómo puedes ahorrar más agua en este tipo de tareas del hogar, te recomendamos sólo poner la lavadora y el lavavajillas cuando estén completos de carga. Y es que no es eficiente poner el lavavajillas o la lavadora cuando aún queda espacio por ocupar, sino que siempre es mejor esperar a llenarlos para ponerlos en funcionamiento. 

Además, seguro que te interesa conocer que una lavadora consume de media unos 80 litros de agua por cada lavado y un lavavajillas 15 litros de agua en cada puesta. 

4. Para el inodoro

Instala un sistema de descarga en dos botones, cada uno con distintas capacidades -normalmente de 3 litros y 6 litros – que se emplean para distintos usos. De esta manera, cada vez que utilices el inodoro podrás seleccionar el botón que necesites en cada caso y así evitarás desperdiciar mayores cantidades de agua si no es necesario.

Por otro lado, recuerda que el inodoro no es un contenedor o papelera y no tires por él otro tipo de desperdicios. Depositando la basura en su lugar correspondiente en lugar de utilizar el WC, te evitará tener que tirar de la cadena de manera innecesaria, una acción que puede llegar a consumir 6 litros en cada descarga. 

5. Vigila las fugas y escapes de agua

Aunque pueda parecer lo contrario, las fugas o pequeños goteos de los grifos o cisternas suponen una pérdida de gran cantidad de agua al día. Por ello, conviene revisarlos cada cierto tiempo y repararlos cuando sea necesario. En el caso de que tengas que sustituir los grifos de casa, elige los grifos monomando, que permiten que el agua alcance la temperatura que buscas en su interior, sin necesidad de hacer la mezcla en el exterior. Este tipo de grifos son mucho más eficientes y te ayudarán a ahorrar hasta 170 litros de agua al mes. 

6. Recicla el agua de otros usos

Nos referimos al agua que corre por la ducha hasta que se calienta en invierno, a la que utilizamos para lavar los alimentos en un recipiente o a la que pierde el aire acondicionado. En lugar de tirarla, puedes optar por guardarla en un cubo y aprovecharla para realizar otras actividades cotidianas como fregar los suelos o regar las plantas. ¿Buena idea, verdad?


Como has podido comprobar, estos consejos para ahorrar el agua en casa son de muy sencilla puesta en práctica. ¿A qué esperas para comenzar a implementarlos? Seguro que con estos hábitos conseguirás reducir tu consumo de agua de manera significativa. 

¿Qué es alimentación sostenible? 7 ideas para comer de forma ecológica

Los diferentes tipos de legumbres y sus propiedades