in

Alimentos que aumentan las defensas y fortalecen el sistema inmune

Hay ocasiones en las que el refranero y la sabiduría popular recogen auténticas verdades. Una de éstas es que la salud comienza con una buena alimentación. Y, en el fondo, no le falta nada de razón a esta afirmación. Una dieta sana y equilibrada nos permitirá, en líneas generales, llevar una vida más saludable y con menos riesgos de enfermedades.

Algunos alimentos son defendidos por parte de médicos y nutricionistas debido a sus excelentes propiedades y sus aportes, mientras que otros no resultan tan interesantes para la salud. Pero también hay una serie de alimentos que resultan especialmente beneficiosos para el sistema inmunitario de las personas. Huyendo de etiquetas como las de los súper alimentos, aquí queremos hablarte hoy de esos alimentos que aumentan las defensas y que te pueden venir muy bien sobre todo si quieres prevenir algunas enfermedades.

Los cítricos

Este tipo de frutas entran por la puerta grande en la categoría de alimentos que aumentan las defensas y ayudan a prevenir determinadas enfermedades. Ojo, no queremos decir que comerte cuatro mandarinas todos los días te cure una gripe o te inmunice ante una pulmonía. Pero la cantidad de vitamina C que tienen se considera esencial para prevenir o aliviar los síntomas del resfriado en los meses de invierno y, en general, para fortalecer el sistema inmune. Así que, ya sabes, naranjas, limones, pomelos, mandarinas o limas, que tienen mucha vitamina C.

El ajo

Aunque a mucha gente le resulte poco atractivo el ajo, por su olor y por su fuerte sabor, podríamos decir que es uno de los ingredientes más importantes de platos importantes en la cocina tradicional española. Además de esto, también es uno de los alimentos que mejores capacidades tienen para aumentar las defensas y prevenir enfermedades. De hecho, se dice que es un antibiótico natural y que su consumo resulta muy beneficioso para la salud. Lo que no podemos garantizar es que, comiendo ajos sin medicarse, puedas librarte de infecciones.

Alimentos rojos

Aunque pueda sonar un poco extraños, los alimentos rojos en general, aunque no tengan mucho que ver entre ellos, son todos bastante interesantes en términos de salud. Y es que, desde los tomates a las fresas, pasando por los pimientos, las cerezas o las remolachas, son muy ricos en vitamina A, y aquí está la clave de que nos resulten tan buenos para fortalecer el sistema inmune. Nos referimos, obviamente, a frutas y hortalizas, no a las carnes y embutidos de estas tonalidades.

Remolacha: propiedades y beneficios de un alimento imprescindible

Las setas y los hongos

Son abundantes principalmente en los meses otoñales, y con ellos se pueden hacer multitud de platos y guarniciones. Pero, además de su versatilidad y sus ricos sabores, las setas y los hongos son alimentos con potentes propiedades antimicrobianas y antivirales. Esto se debe a su riqueza en beta glucanos, los cuales fortalecen el sistema inmunitario de las personas.

Las verduras crucíferas

Aunque no es su denominación más frecuente, es el modo de llamarlas y englobar a todas estas verduras que provienen de una misma familia y que son auténticos nidos de vitaminas y minerales interesantes para fortalecer la salud. Hablamos de verduras como la col, la brócoli, la coliflor o las coles de Bruselas. Sabemos que algunas de ellas ya están presentes en las dietas de muchas personas por sus propiedades tan interesantes en términos nutricionales, pero conocer sus capacidades para aumentar las defensas las hacen todavía mejores.

El yogur

El yogur, y todo tipo de lácteos fermentados, son verdaderas fuentes de probióticos, que favorecen y estimulan el crecimiento de la flora bacteriana y, consecuentemente, aportan beneficiosos efectos al organismo. Concretamente, el sistema digestivo y el sistema inmunitario son los más favorecidos por el consumo de este tipo de alimentos. Así que ya sabes, yogur, algunos quesos, el kéfir, etc. tienen que tener un hueco siempre en tu cesta de la compra y en tu despensa.

Principales diferencias entre probióticos y prebióticos

El jengibre

Aunque suele estar más presente en las cocinas de países asiáticos, aquí cada vez lo consumimos más. No solo introduciéndolo en nuestras recetas o aprendiendo a consumir platos menos frecuentes en nuestras casas, sino también por la riqueza de sus propiedades curativas. Frecuente en muchos remedios medicinales tradicionales de los países de Oriente, son muchas las recomendaciones que lo incluyen para fortalecer el sistema digestivo y circulatorio, así como para prevenir la tos, los catarros y las gripes. Esto se debe a que el jengibre es riquísimo en potasio y vitamina C, entre otros nutrientes interesantes para nuestro sistema inmune.

Otros alimentos que aumentan las defensas

Éstos no son los únicos alimentos que resultan beneficiosos para aumentar nuestras defensas ante posibles enfermedades. En general, todas las frutas y verduras, ricas en vitaminas y minerales, son muy adecuadas para fortalecer el sistema inmune. Pero, en general, lo recomendable es llevar unos hábitos de vida saludable, entre los que se incluye una dieta equilibrada y con presencia mayoritaria de alimentos poco procesados.

Acidificación de los océanos por exceso de dióxido de carbono

Lista completa: alimentos y provisiones para una emergencia