in

¿Cómo colaborar con una ONG? Tips para elegir las mejores

Las siglas ONG son el acrónimo del término organización no gubernamental y hace referencia a las entidades privadas cuyo fin expreso no es el de obtener lucro por su actividad. Además, estas agrupaciones se caracterizan por su autonomía, en cuanto a la intervención de las instituciones del Estado, a la hora de tomar sus decisiones. 

Se tratan, por tanto, de organizaciones creadas por grupos de ciudadanos con los mismos ideales y filosofía solidaria en torno a una causa concreta o varias (derechos infantiles, pobreza, ecología, salud, desigualdad de género, etc.) . 

No obstante, aunque las ONG no busquen la obtención expresa de beneficios, sí que necesitan recursos económicos que les permitan desarrollar su actividad de manera óptima. En este sentido, la forma de obtener financiación por parte de las ONG puede venir de distintas fuentes entre las que se pueden encontrar los particulares -que pueden ser socios o no de estas agrupaciones y que colaboran con ellas por medio de cuotas-, empresas privadas, otras ONG o también del propio Estado, que dispone de una partida presupuestaria llamada cooperación para el desarrollo dirigida a fomentar los programas de cooperación española cuyo fin es, entre otros, la reducción de la pobreza, la desigualdad, y el fomento de un desarrollo sostenible. 

¿Qué tipos de ONG existen?

Como hemos podido comprobar en las líneas anteriores, los ámbitos de actuación en los que pueden enmarcarse las ONG pueden ser de lo más diversos. Por ejemplo, pueden existir ONG cuyo fin principal sea el cuidado y protección del medio ambiente, otras que tengan fines religiosos, otras que velen por los animales, etc. Precisamente por esto, es importante señalar que podemos diferenciar las distintas ONG en función de dos aspectos: su orientación y su área de actuación. 

Según su orientación 

En este apartado podemos clasificar a las ONG en función de su tipología y de sus funciones o cometidos principales. No obstante, existen ONG donde su intervención va más allá de una sola de estas funciones y pueden trabajar en varios campos: 

1. ONG caritativas

Este tipo de organizaciones se encargan de realizar actividades orientadas a la beneficencia con el objetivo de ayudar a los colectivos empobrecidos. Aquí podríamos encontrar a las ONG que abastecen a las personas en circunstancias desfavorecidas con alimentos, ropa, medicinas, vivienda… En este apartado también estarían a aquellas organizaciones sin ánimo de lucro que proporcionan su ayuda ante desastres naturales, guerras, etc.

2. ONG de servicios

A diferencia del caso anterior, donde las ONG abastecen con productos tangibles, las ONG de servicios proporcionan precisamente ayuda en forma de servicio, como por ejemplo aquellos relacionados con educación, la salud, empleo, etc.

3. ONG participativas

En este apartado encontramos aquellas organizaciones que ponen en marcha planes de autoayuda, donde se recaudan fondos de capital, mano de obra y otros recursos materiales, para sacar adelante proyectos de mejora en comunidades locales. 

4. ONG de defensa

Las ONG de defensa, trabajan a nivel político, social y cultural para velar por los derechos de ciertos colectivos desfavorecidos. Es decir, su objetivo es promover el desarrollo y la protección de los intereses de aquellos segmentos sociales que sufren algún tipo exclusión. 

Según su área de actuación

En este apartado podemos encontrar la siguiente diferenciación: 

  1. ONG de base comunitaria: son organizaciones locales que trabajan aportando iniciativas para la mejora de esa comunidad concreta. Este es el caso, por ejemplo, de los clubes deportivos, las comunidades vecinales, etc. 
  2. ONG ciudadanas: muy parecidas a las anteriores pero con un área de actuación mayor, normalmente amplían su participación a una ciudad o región determinada. 
  3. ONG nacionales: operan dentro de un territorio o país concreto. 
  4. ONG internacionales: su área de actuación se extiende fuera de un país. Lo más común aquí es el caso de ONG que operan en varios países diferentes ofreciendo el mismo servicio. 

¿Cómo puedes colaborar con una ONG?

Después de esta introducción tan amplia en el mundo de las ONG, si todavía sigues aquí es porque quizás te estés planteando aportar tu granito de arena con una de ellas próximamente. Y es que colaborar con una organización solidaria no siempre tiene por qué implicar tiempo y/o dinero, todo depende de las circunstancias personales de cada persona y de aquello que se quiera aportar al proyecto. Por eso, las formas que existen para colaborar con una ONG son muy diversas. Pero, si en la línea de salida ya partes con las ganas de colaborar, todo será mucho más sencillo.

formas colaborar ong

Si te preguntas cuáles son las mejores ONG para colaborar, te diremos que no hay mejores ni peores, todo depende de tus preferencias e ideas. Por ello, antes de decidirte por una ONG en concreto, es conveniente que te informes bien sobre los proyectos y fines de cada una de ellas y escojas una entidad cuyos valores y dedicación sean afines a los tuyos, de esta manera te sentirás más cómodo y realizado en tu colaboración. 

1. Conviértete en socio

Si tienes poco tiempo para dedicarle a una ONG pero quieres colaborar con las causas que defiende, puedes hacerlo aportando una cuota que bien puede ser mensual, trimestral o anual, en función de tus posibilidades y capacidad económica. En caso de no querer realizar un aporte económico de manera reiterada, también puedes hacer una donación esporádica en un momento determinado. 

Si estás valorando cualquiera de estas dos opciones, te vendrá bien saber que existen deducciones en la declaración de la Renta por los donativos que realices a una ONG, tanto en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF), como en el caso de las empresas a través del Impuesto de Sociedades (IS). 

2. Haz un regalo solidario

Otra de las formas que tienes para colaborar con una ONG es a través de la compra de alguno de los productos que ofrece. Muchas ONG tienen su propia tienda online -y también físicamente en sus sedes- donde venden productos hechos a mano, bolsas reutilizables, llaveros, camisetas, etc. Los ingresos obtenidos a través de la venta de estos productos se invierten, normalmente, en la financiación de las causas solidarias que llevan a cabo dichas ONG.

En este sentido, imagínate que te casas el próximo año y quieres regalar a tus invitados algún detalle especial y solidario. Si este es tu caso, podrías obsequiara a tus invitados con una tarjetita de donación donde vean que has hecho un aporte económico en su nombre. En caso de que seas una empresa, este mismo detalle lo podrías tener con tus trabajadores por Navidad. 

3. Voluntariado

También puedes colaborar con las causas de una ONG convirtiéndote en voluntario. De nuevo, dentro de esta opción hay muchas posibilidades, ya que podrás escoger la opción que más se adapte a tu disponibilidad de tiempo. De esta manera, puedes ser voluntario con la frecuencia que tú mismo desees, por ejemplo una vez a la semana o una vez al mes. 

En caso de que dispongas menos tiempo o no puedas comprometerte a largo plazo con las necesidades de una ONG, puedes apuntarte como voluntario para ayudar en causas o campañas concretas como puede ser la recogida de alimentos en época navideña u otras campañas puntuales. 

4. Difusión

No hay que subestimar la labor de difusión para amplificar entre tu círculo cercano el valor de las labores que realiza una ONG. Ejercer de altavoz de esta causa ayudará a que más personas tomen conciencia de ciertas causas y quizás también aporten su granito de arena.

Esta tarea no sólo se puede realizar de manera física, es decir, hablando directamente con las personas y trasladando tu experiencia, sino que también puedes transmitir tus ideas a través otros medios tan populares como las redes sociales. 


Como has podido comprobar, existen muchas maneras de aportar tu granito de arena al trabajo de las ONG. Si estás interesado en colaborar o prestar tu ayuda a alguna ONG, tan sólo tienes que echar un vistazo a aquellas con las que más te sientas identificado, informarte de las posibilidades de colaboración que te ofrecen y elegir aquella que más encaje con tus preferencias.

No al desperdicio: Tips para conservar frescas las zanahorias

¿Reciclar y reutilizar es lo mismo? Conoce sus diferencias