in

Cómo hacer composta casera en casa: una guía para principiantes

Cuántas veces hemos leído en Internet compost o composta y no entendíamos nada de lo que estaban diciendo. Nuestra cara era de indiferencia, porque no sabíamos de lo que esa persona estaba hablando. Cada vez es una palabra que se escucha más, por la tendencia actual de usar diferentes técnicas o herramientas para frenar el cambio climático, y sí, esta es una de ellas.

Otro de los problemas que tenemos al hablar de esto, es que Internet está lleno de artículos hablando del tema, pero a partir de una perspectiva técnica y compleja. Aquí nos hemos propuesto transmitir cómo se elabora la composta de una manera clara y fácil, para que todos podamos realizarlo desde casa ¿Conseguiremos nuestro objetivo?

El informe más significativo que se ha publicado sobre los residuos en el mundo es el del Banco Mundial “What a Waste 2.0 : A Global Snapshot of Solid Waste Management to 2050”. En él, se habla de que los países generan un 50 por ciento de residuos orgánicos de sus residuos totales. Es importante que estos residuos se reciclen de forma correcta, porque si no liberan gas metano, uno de los más potentes en el efecto invernadero.

Nosotros con poco esfuerzo podemos conseguir hacer un buen uso de los residuos orgánicos. La composta es un proceso de descomposición que se da en los desperdicios orgánicos (materia vegetal y animal), lo que produce un abono que puede ser utilizado. El abono que se genera está cargado de nutrientes, y es mucho más respetuoso con el medio ambiente que los fertilizantes químicos.   

Lo primero que debemos saber es que no necesitamos tener un jardín para elaborarla, podemos utilizar un cubo o una caja donde realizaremos este proceso; es importante que tenga rendijas. El resultado se puede usar para abonar nuestras plantas, y si no tenemos es una buena ocasión para añadir algunas en nuestro hogar, otra opción es darle a alguien que conozcamos el abono.

¿Qué elementos conforman la composta?  

Necesitamos que nuestra composta tenga una mezcla “perfecta” de los siguientes componentes:

  1. Marrones (secos). Son sobre todo los elementos que proceden de los árboles, de ahí lo de marrones. Materiales ricos en carbono que le dan un cuerpo ligero y esponjoso.
  2. Verdes (húmedos). En este grupo se encuentran los que vienen de los vegetales y todo lo orgánico. Materiales ricos en nitrógeno que permiten la aparición de enzimas.
  3. Tierra. Necesitamos incluir un poco para que los dos elementos anteriores se asienten y, además, añade microorganismos que aceleran el proceso.
  4. Agua. Es junto con los dos primeros, el elemento clave para tener un buen resultado.

Para obtener esa mezcla “perfecta” uno de los consejos es mezclar un tercio de húmedo con dos de materia seca, de esta forma te aseguras de que haya un equilibrio entre la materia húmeda y seca. Ahora todo parecerá complicado, pero es bastante simple.

Resolviendo dudas, qué podemos poner y qué no

Esta es una pequeña lista, pero por ejemplo en la web de Eartheasy puedes encontrar una larga lista.

Proceso de creación de nuestra composta

  1. La primera capa, es la que se encuentra en la base de la composta tendrá que tener al menos 15 cm de grosor. Deberá estar formada de aquellos elementos del grupo marrón de nuestra tabla (principalmente palos);
  2. Después, tiene que ir una capa de tierra, que se irá intercalando entre el grupo marrón y verde para generar consistencia;
  3. Y continuar con una verde;
  4. La mezcla de los tres elementos se repetirá hasta llenar el recipiente;
  5. Al final, pondremos una tapa o una lona para que el calor y la humedad se mantengan.

Una vez que tengamos la primera parte del proceso, el cubo con la mezcla, pasamos a la segunda, que sería mezclar todos los ingredientes una vez cada dos semanas y procurar que se mantenga húmedo. Tiene que entrar oxígeno para que no sufra una fermentación.

¿Cómo sabemos que está lista? El tiempo aproximado del proceso es de 3 a 8 meses, depende sobretodo de la estación del año en la que nos encontremos; en los meses más cálidos es un proceso más rápido. Aun así, para saber que está lista tenemos que ver que tenga:

  • un color marrón oscuro;
  • ningún trozo de los restos que hemos echado a la mezcla, lo único que puede estar entero son los trozos de palos y ramas.

Cuando vayas a utilizarla tienes que empezar cogiendo la del fondo y agregar lombrices de tierra, para que se oxigene con los túneles que cavan estas. Si por el contrario quieres guardarla lo puedes hacer en bolsas herméticas.  

Algunos trucos para obtener la mejor composta

  • Controla la exposición al sol para que no pierda toda la humedad.
  • Cuando tu composta desprenda un olor a amoniaco, tienes que agregar elementos del grupo marrón. Esto significa que al principio echaste más elementos verdes.
  • Si por el contrario, tu composta huele a podrido tienes que ponerle más hojas secas para que se elimine el exceso de humedad que se ha generado.
  • Para evitar las moscas y los mosquitos es conveniente que entierres los restos procedentes de la cocina. Si aparecen puedes agregar a la mezcla un poco de calcio.
  • Se puede agregar estiércol de animal de granja para acelerar el proceso de descomposición.  
  • Los trozos de residuos tienes que ser lo más pequeños posibles para que la descomposición de estos elementos sea más rápida.
  • Las cáscaras de frutas y verduras tienen que estar lavadas para eliminar los pesticidas y poder añadirlo a la mezcla.

La excusa más normal para no hacer este proceso es el problema de tiempo, pero una vez que lo empiezas te das cuenta de lo fácil y sencillo que es. Es una tarea que a simple vista no parece que cause mucho impacto en el medio ambiente, pero es necesaria para que la materia orgánica se recicle de forma correcta y no se produzcan más gases. Además, puedes desarrollar un nuevo hobby como es la jardinería que aporta muchos beneficios a nuestra vida ayudándonos a relajarnos y desconectar de los aparatos electrónicos, algo que cada vez es más necesario.    

¿Te ha gustado esta publicación?

20 points
Upvote Downvote

2 Comentarios

Dejar tu comentario
  1. Hola!!! Mil gracias por subir este tipo de artículos, estoy empezando a adentrarme en el estilo de vida “zero waste” y este es el tipo de contenido que necesitaba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cuánto sabes de mamíferos marinos y acuáticos?

Restaurantes de km 0, una nueva alternativa para comer fuera de casa