in

10 consejos prácticos para hacer ecoturismo

Es diferente del turismo sostenible, está en auge y su objetivo es tener en cuenta las repercusiones presentes y futuras con respecto a nuestro planeta. Vamos a ver qué es el ecoturismo y cómo practicarlo

Llega el verano y con él las ganas de salir a disfrutar de esos días de descanso que tanto nos hemos merecido. Por suerte, la oferta es muy amplia, así que podemos elegir, en función de nuestro presupuesto y días de descanso, cualquier oferta que se adapte a nuestros gustos. 

Cerca, lejos, en pareja, con la familia, en solitario, con los amigos. A la montaña o en plena ciudad, etc. Tienes a tu disposición miles de opciones. 

Eso sí: quien ya no tiene tantas oportunidades es nuestro planeta que, día a día, vemos cómo cada vez está más enfermo y va a seguir haciéndolo, de no cuidarlo. Y esto no solo va a afectar a nuestros paisajes o salud, también a nuestra economía y al estilo de vida que llevamos. 

Por eso, nuestra recomendación es que optes por el ecoturismo. Hoy recordamos en qué consiste y te damos 10 consejos para que lo puedas practicar y disfrutarlo. 

Guia Sostenibilidad

¿Qué es el ecoturismo?

Disfrutar de cualquier rincón del planeta, de una forma sostenible y respetuosa. Eso es el ecoturismo. Esto supone no necesariamente ha de hacerse en plena naturaleza, pero sí en entornos rurales, donde se huye del turismo de masa y, además, se respeta el entorno y se vive al 100%.

La premisa principal es no alterar nada a tu paso y no dejar más huella que la de la suela de tus zapatos o bonitos recuerdos en las gentes que habitan y cuidan de estos entornos.

Se trata de un turismo que está en auge y que, además, ya cuenta incluso con agencias de viajes especializadas en este tipo de destinos, pero en los que siempre habrá pocas personas, porque en eso también consiste parte de esa filosofía de turismo. 

10 consejos para practicar ecoturismo

Si tú también tienes claro que este verano o en otoño quieres practicar el ecoturismo o turismo ecológico, prepara ya tu viaje sostenible, teniendo en cuenta los siguientes consejos: 

  1. Lleva lo mínimo e imprescindible: en realidad, no necesitas mucho más que algo de ropa cómoda y calzados adecuados. El resto lo puedes conseguir en el lugar donde vayas de vacaciones. 
  2. Consume productos locales: porque de ello dependerá que esas zonas puedan seguir viviendo de lo que la naturaleza les da en cada época y, por tanto, que tú puedas seguir disfrutando de este tipo de turismo. 
  3. Lleva siempre bolsas contigo: para que si sales y te llevas, por ejemplo, un bocadillo o algo para comer en el camino, no lo eches al suelo, lo guardes en una bolsa que lleves y cuando llegues a un container en el que puedas echar esa basura, lo hagas sin dañar la naturaleza. 
  4. Olvídate de recoger todo aquello que te gusta: los árboles, las flores, las piedras que encuentras en el camino tienen, cada una de ellas, un papel importante. Si todos nos llevamos la naturaleza que nos gusta, al final desaparecerá. 
  5. Reduce el uso de aparatos electrónicos: estás de vacaciones. Deja de lado esos aparatos que te acompañan todo el año y disfruta. De esta manera, además, reducirás la cantidad de energía que gastas al recargarlos constantemente. 
  6. Reduce tus viajes en coche: por esas zonas existen diferentes caminos que se pueden transitar cómodamente a pie. Si vas a tener que coger el coche, mira a ver si puedes ir con más personas para aprovechar el desplazamiento u opta por otro medio más sostenible, como la bicicleta. 
  7. Reduce el consumo de agua: olvídate de bañarte y opta por una ducha rápida. Se trata de asearse, no de pasarse horas bajo la ducha. Hay cientos de formas de relajarse o entrar en calor, como por ejemplo, disfrutar de una infusión natural, mientras disfrutas del paisaje que tienes delante. 
  8. Respeta la cultura y las costumbres de los lugares que visitas: sobre todo si viajas fuera y te parece que son muy diferentes. Eso es lo que hace que un lugar sea especial y diferente. 
  9. Infórmate sobre la normativa vigente: en especial aquella que tiene que ver con la sostenibilidad, de manera que sepas qué es lo que puedes hacer y qué no. 
  10. Nada de hogueras: o barbacoas en zonas donde no se puedan hacer. Seguro que la casa en la que te alojas tiene un espacio seguro para hacerlo. No provoques un incendio que pueda causar daños materiales y personales. 

Además, recuerda que es importante poder reciclar todo lo que esté en tu mano y dejar de lado aquellos alimentos que generen más residuos de los necesarios. 

En realidad, si algo nos enseña este turismo es que menos es más, y que con ello podemos tener unas vacaciones diferentes, pero muy placenteras. Así que, sobre todo, disfruta del turismo ecológico, porque es una experiencia única, que la naturaleza nos brinda y que, entre todos, tenemos que conseguir que se pueda seguir disfrutando generación tras generación.

Tintes naturales para el cabello, todo lo que debes saber

Clara del huevo: los beneficios que no conocías de este alimento