in

10 consejos para hacer más sostenible tu hogar

Hacer un uso más responsable de los recursos para proteger el medio ambiente es tarea de todos. El cambio hacia un futuro responsable pasa también por hacer más sostenible nuestro hogar, nuestras rutinas… En definitiva, estar comprometido con el planeta no es trabajo de un sólo día sino de adoptar una actitud cotidiana sostenible que se convierta en tu modo de vida. 

Aprovechar el uso de energías renovables, reducir tu consumo, evitar el desperdicio alimentario o emplear en tu día a día productos reciclados son solo algunos de los trucos que convertirán tu casa en un espacio más verde y responsable con el planeta. ¿Quieres saber qué otras cosas puedes hacer para hacer de tu hogar un lugar más sostenible? Pues sigue leyendo, porque en el siguiente artículo encontrarás algunas sencillas ideas que te ayudarán a lograrlo. 

¿Cómo hacer tu casa más sostenible?

Si quieres saber cómo ser sostenible en casa, te alegrará saber que es muy sencillo y a continuación te vamos a demostrar cómo. Con la puesta en práctica de estos hábitos reducirás tu impacto ambiental sin casi darte cuenta. ¡Comenzamos!

1. Recicla

El primer punto dentro del manual de la buena sostenibilidad que ha de seguir cualquier persona que quiera cuidar el planeta es el reciclaje. Si eres principiante en esta materia y te resulta complicado saber por donde tienes que empezar a reciclar en casa, no te preocupes porque poco a poco irás cogiéndole el tranquillo. 

Como punto de partida, te vendrá bien saber que algunos de los residuos que puedes comenzar a reciclar son las botellas y envases de plástico, los tetrabricks de leche o zumo, los recipientes de conservas, las latas de aluminio, el aceite usado o las bombillas, entre otros. Poco a poco podrás extender el reciclaje a otros materiales, con la práctica te será mucho más sencillo ir avanzando en esta materia.

2. Adquiere papel de cocina y de baño 100% reciclado

En nuestro día a día utilizamos una cantidad bastante significativa de papel, tanto en el cuidado de la higiene personal como en la cocina. Como dato, comentábamos en otro artículo del portal, que cada español usa aproximadamente unos 17 kilos de papel higiénico cada año. Por ello, resulta esencial buscar alternativas más ecológicas y responsables con el planeta. 

Así, iniciativas como my tissue ecologic + nos permiten a todos optar por un papel más ecológico para nuestro hogar. Y es que el papel de my tissue ecologic + es un papel 100% reciclado, más suave y resistente cuya producción conlleva un ahorro del 50% en el consumo de agua, según datos comparados con la media del sector, y un 20% menos de consumo de energía y un 50% menos de producción de dióxido de carbono, según cálculos realizados a lo largo de todo el ciclo de vida del producto.

Por si esto fuera poco, el envase en el que se comercializa este papel no es de plástico sino de un material compostable que puedes tirar en el contenedor orgánico. 

Además de papel higiénico, en la oferta de my tissue ecologic + también podrás encontrar papel de cocina y servilletas. ¿A qué esperas para unirte a la revolución del papel?

3. Desconecta de la electricidad los aparatos que no utilices

¿Cuántas veces te has dejado enchufado el cargador del móvil en la electricidad sin utilizarlo? Tener conectados -en standby- aparatos electrónicos que no utilizamos es más frecuente de lo que piensas. 

Haciendo el pequeño gesto de desconectar el router Wi-Fi por las noches, desenchufar la TV cuando esté con el típico pilotito rojo o quitar el cargador del móvil de la luz cuando no lo estemos utilizando, no sólo se traduce en ahorro en nuestra factura de la luz sino también en un acto responsable con el planeta.

4. Reutiliza 

Se trata de alargar la vida útil de aquellos productos, utensilios, etc. que se puedan seguir empleando para otras funciones. La técnica de reutilizar se puede practicar en muchos ámbitos diferentes. Algunos ejemplos los podemos encontrar en la cocina, en los muebles, en la electrónica, los envases, etc. 

Así, puedes hacer platos nuevos con la comida que te haya sobrado del día anterior, utilizar un envase de conserva para guardar las legumbres en la cocina, un palé de madera para hacer algún mueble, reutilizar las bolsas para comprar en el supermercado, etc. Como ves, los ejemplos son infinitos, ahora solo falta que tú pienses qué elementos puedes reutilizar en casa.  

5. Instala aireadores en los grifos

Se trata de una de las formas más fáciles y prácticas de ahorrar agua en casa. Los atomizadores son unas pequeñas piezas de fontanería que se colocan en los grifos, mangueras, y otras salidas de agua de tu hogar para reducir el caudal de agua que sale de los mismos. 

Como sabes, el agua es un recurso muy valioso que debemos lo máximo posible. No olvides que sin agua no hay vida. 

como hacer mas sostenible tu hogar

6. Controla el clima en tu hogar

En lugar de poner la calefacción a tope para no pasar frío en invierno, opta por implementar medidas que, sin utilizar una cantidad excesiva de energía, te ayuden a hacer de tu casa un lugar más cálido. Por ejemplo, revisa el aislamiento de puertas y ventanas, baja las persianas por la noche, coloca cortinas en las ventanas, viste tu vivienda con tejidos de invierno, etc.

De la misma manera, tampoco es aconsejable abusar del aire acondicionado en los meses de verano. En lugar de eso, pone en marcha otras alternativas para mantener tu casa fresca en verano. Utilizar láminas de protección solar en las ventanas, colocar en la terraza plantas que generen sombra o limitar el uso de electrodomésticos durante el día son tan solo algunas ideas. 

7. Evita el uso de productos químicos de limpieza

¿Sabías que uno de los métodos más tradicionales e infalibles de limpieza en el hogar es utilizar vinagre? ¡Y es que este líquido sirve para muchas más cosas además de aliñar ensaladas!

Para limpiar cristales, para abrillantar superficies, para desengrasar la vitrocerámica y el horno, como desinfectante… Lo dicho, si todavía no has probado todos los beneficios que tiene este líquido para la limpieza, ahora ya puedes comenzar a descubrirlo. 

8. Huye del desperdicio alimentario

Seguro que más de una vez has tenido que tirar alimentos que conservabas en el frigorífico porque cuando has querido hacer uso de ellos te has encontrado que habían caducado. Para evitar que los productos perecederos acaben en la basura, resulta especialmente útil hacerte una pequeña chuleta y pegarla en la puerta del frigorífico con los alimentos que van a caducar en los próximos días. De esta manera, podrás darles prioridad a la hora de consumir o elaborar cierto tipo de platos con ellos.

9. Compra a granel

Comprando a granel reducirás el consumo de envases y plásticos, te llevarás a casa exactamente la cantidad de producto que quieres (evitando el desperdicio) y también reducirás tu huella de carbono, ya que estás adquiriendo productos en tiendas que compran en grandes cantidades. 

Además, si llevas tus propios recipientes o bolsas reutilizables (este truco también se puede aplicar al supermercado) lograrás que tu compra sea mucho más sostenible. 

10. Lavadora y lavavajillas, siempre al completo

Cada vez que vayas a poner la lavadora o el lavavajillas, asegúrate de que están completos de carga. En caso contrario, espera a llenarlos por completo para ponerlos en funcionamiento. De esta manera, harás los menos usos posibles y consumirás menos energía. 


¿Qué te han parecido estas ideas para tener una casa sostenible? ¿Ya incorporabas en tu rutina diaria alguno de estos pequeños hábitos?

¿Cuáles son las plantas seguras para los gatos y cuáles son tóxicas?