in

¿Cuál es el consumo de agua por persona en España?

El agua es esencial para la vida. Solo por eso, sabemos que el consumo de agua es muy necesario, ya que resulta imprescindible beber todos los días. Pero la realidad es que no solo utilizamos agua para hidratarnos. También usamos agua a diario para lavarnos, limpiar otros objetos y muchas otras tareas cotidianas.

Aunque nos parezca que el agua es un bien infinito y, en nuestro día a día, no le demos demasiada importancia a cuánta agua gastamos, deberíamos ser un poco más conscientes, porque desperdiciamos un montón de este valioso líquido. Por este motivo, vamos a analizar a continuación cuál es el consumo de agua por persona en España, en qué invertimos más y cómo podemos optimizar el gasto que hacemos. ¿Te apuntas?

¿Cuánta agua se consume en España al día?

El consumo de agua por persona en España no es un dato que parezca objetivo a priori. Y es que, aunque hay mucha información al respecto, las fuentes de referencia no es que no se pongan de acuerdo, sino que ni siquiera se aproximan.

Por ponerlo claro, la cifra que se estima como referencia a nivel nacional es la del Instituto Nacional de Estadística (INE) que, en sus datos más recientes de 2016, establece que el consumo medio de agua por persona en España es de 136 litros al día.

Por su parte, los últimos datos ofrecidos por la Agencia Europea de Medio Ambiente indicaban que el consumo de agua en España es 265 litros por persona y día. La diferencia entre ambas fuentes es considerable, pero aumenta todavía más cuando vemos el informe publicado por la ONU en 2014, en el que se mostraba que el consumo de agua por persona y día en España era de 320 litros.

Pero, para poder analizar de un modo más detallado este consumo y hacerlo también con carácter retrospectivo, vamos a tomar los datos del INE como referencia, ya que no dejan de ser los datos oficiales de un organismo dependiente del Ministerio de Economía y Empresa de España.

Estos 136 litros por persona y día, en comparación con los datos anteriores, de 2014, suponen un incremento del 3%, aunque siguen siendo inferiores a los datos de 2011, de 142 litros, y de 2010, cuando se consumieron 144 litros de agua por persona y día en España, y mucho más reducidos a los 171 litros que se gastaban hace tan solo 15 años, en 2004. Esto quiere decir que, de algún modo, aunque sea poco a poco, nos vamos concienciando de la importancia de reducir el consumo de agua en nuestros hogares.

¿En qué consumimos más agua en los hogares españoles?

Si pensamos que cada persona suele beber al día entre 1,5 y 2 litros de agua, hablar de 136 litros consumidos cada 24 horas puede parecer una exageración. Pero si analizamos en detalle cuáles son nuestras acciones cotidianas en el hogar, esta cifra empieza a tomar sentido.

consumo agua hogar

Por ejemplo, actos tan habituales como tirar de la cisterna pueden suponer 5 litros de agua; ducharnos, unos 50; usar el lavavajillas 50 litros; y poner una lavadora hasta 80 litros cada vez. Por esto es tan importante moderar el agua que se va por el desagüe. Con actos tan sencillos como cerrar el grifo al lavarnos los dientes o al lavarnos las manos, podemos llegar a ahorrar decenas de litros al día en cada hogar y, además del ahorro económico, supone un granito de arena en la conservación de nuestro planeta.

¿Por qué es importante reducir el consumo de agua?

Una frase muy popular es que las tres cuartas partes de nuestro planeta están cubiertas de agua. Nosotros, además, al estar viviendo en zonas muy urbanizadas y en países desarrollados, tenemos la perspectiva de que el agua es un bien que no solo es fácil y barato de obtener, sino que es infinito. Nada más lejos de la realidad.

Y es que, sin tener que irnos al extremo opuesto de algunas zonas del tercer mundo donde el agua potable no es apenas accesible, hay que poner en perspectiva esas cifras e impresiones. Lo primero, que las tres cuartas partes de la superficie del planeta estén cubiertas por agua no quiere decir que las tres cuartas partes de nuestro planeta sean agua. De hecho, la cantidad de agua que hay en toda La Tierra representa un 0,02% de la masa total del planeta.

Pero estos datos todavía hay que llevarlos más allá. De todo el agua que hay en La Tierra, el 96,5% es agua salada, presente en los mares y océanos. No hace falta decir que esta agua no es, a priori, apta para el consumo humano. Y del 3,5% de agua restante, que es agua dulce, más de dos tercios están congelados. O sea, que la cantidad de agua adecuada para el uso y consumo cotidiano es realmente pequeño.

Con estos datos en mente, estamos seguros de que podrás valorar de un modo más consecuente el consumo de agua que haces cada día y, por qué no, reducir en la medida de lo posible el gasto de este líquido tan precioso para nosotros y nuestros hijos. Si entre todos ahorramos un poquito cada día y lo pensamos dos veces cuando abrimos el grifo, podemos lograr un mundo mejor en el futuro.

¿Te preocupan el cambio climático y el medio ambiente? 10 libros imprescindibles

Jabón líquido casero para lavadora, un detergente natural