in

Cuero vegetal, una sorprendente innovación que cambiará nuestra forma de vestir

Cuando hablamos de avances tecnológicos que puedan mejorar nuestra calidad de vida y cuidar un poquito más del medioambiente, suelen venirnos a la cabeza temas relacionados con industrias, contaminación, combustibles, medios de transporte, alimentación, etc.

Pero la sostenibilidad puede ir un poco más allá y tocar muchos otros aspectos de nuestra vida. Uno de ellos, por ejemplo, nuestra manera de vestir. Aquí, también hay avances e innovaciones para que la moda resulte sostenible y una de las que más éxito está teniendo y más está dando que hablar es el cuero vegetal.

¿Todavía no sabes lo que es? ¿No has oído hablar nunca del cuero o las pieles vegetales? No te preocupes, porque aquí te vamos a explicar cuáles son las opciones que se están desarrollando y cada una de todas sus ventajas con respecto al cuero tradicional.

¿Qué es el cuero vegetal?

El cuero vegetal es un tipo de material alternativo al cuero animal, que se produce a partir de distintos componentes y desechos, siempre de origen vegetal, y que se torna como la alternativa más sostenible a las pieles de animales tradicionales, más allá de otros productos y materiales sintéticos.

El tacto y la apariencia del cuero vegetal son muy similares al cuero animal, pero carece de todas esas cualidades negativas que se les atribuye a las pieles de animales y que tanto influyen en nuestro planeta.

¿Qué tipos de cuero vegetal hay?

Al igual que cuando hablamos de cueros animales, no hay solo un tipo de cueros vegetales. Al contrario, es un género que, probablemente, vaya aumentando en su variedad en los próximos tiempos, cada uno con su estilo y sus características.

Uno de los ejemplos más conocidos es el conseguido por la diseñadora textil Carmen Hijosa, que ha investigado con las fibras obtenidas por los desechos de la piña para conseguir un material que se asemeja enormemente al cuero y que es lo que muchos consideran como uno de los cueros vegetales con mayor futuro. De hecho, desde su empresa Piñatex provee a cientos de empresas de todo el mundo.

Algo similar es lo que se propone desde la empresa Happy Genie, en la que, en lugar de piñas, consiguen un cuero vegetal muy logrado a partir de manzanas. De hecho, en su propia tienda puedes encontrar multitud de diseños de bolsos fabricados con este cuero de manzanas, y comprobar la enorme calidad que consiguen a la hora de crear estas pieles vegetales y aplicarlas al mundo textil.

En Italia, por su parte, han avanzado en este sentido a partir de los desechos y las fibras de una fruta muy abundante en el sur de Europa: la uva. De hecho, para maximizar el aprovechamiento de esta fruta, después de la obtención del vino y de la posterior del orujo, se pueden aprovechar las pieles y semillas para lograr un cuero de alta calidad. Los artífices de este logro son los italianos de la empresa Vegea.

Éstas, a pesar de ser las más conocidas actualmente, no son las únicas alternativas de cuero vegetal. Existen productos fabricados con cuero procedente de corteza de árbol, y también de hojas de té. Incluso hay prendas de vestir y accesorios que han sido elaborados a partir de cuero de champiñones. Tampoco nos podemos olvidar de las prendas de vestir y accesorios hechos con cuero de hoja de teca, uno de los materiales más exitosos desde hace tiempo y que organizaciones como PETA consideran completamente veganos.

¿Cuáles son las ventajas de los cueros vegetales?

Como suele suceder con muchas cosas nuevas que aún no se han asentado en el mercado y que pueden sonar un poco extrañas, las pieles vegetales levantan suspicacias entre gran parte de los consumidores. Pero, además de su diferente origen, hay que tener en cuenta muchos otros aspectos.

El primero de todo, es que no se requiere ningún elemento de origen animal para obtener la materia prima con la que crear estos materiales. Pero tampoco se suelen utilizar productos químicos en ningún momento del proceso de fabricación e, incluso, se puede prescindir del uso del agua, como sí sucede en el caso del cuero animal.

Las empresas que se dedican a la fabricación de cuero vegetal cuentan entre sus valores unos compromisos éticos mucho más estrictos con el medio ambiente y el comercio justo, por lo que suelen estar alejadas de cualquiera de los métodos tradicionales de fabricación y distribución que no resultan sostenibles, sino que perjudican al medioambiente y contaminan nuestro aire.

Además, los materiales que se usan para fabricar cuero vegetal suelen ser desechos de plantas o frutas, por lo que es una forma eficaz de evitar desperdicios.

Leer más: ¿Qué es el Slow Fashion? Pensar antes de comprar

Con esto, ¿qué más podemos decir a favor del cuero vegetal? Pensamos que lo tiene todo a favor y que, por el momento, solo necesita darse a conocer un poco más para que resulte más accesible a todo el mundo que desee contar con él como material para vestir, para regalar o para cualquier otro accesorio de moda.

¿Te ha gustado esta publicación?

18 points
Upvote Downvote

3 Comentarios

Dejar tu comentario
  1. Que buena noticia.
    Entonces que tipo de maquinarias necesita las curtiembres para cambiar sus procesos, definitivamente hay cuidar nuestro medio ambiente, y aun el líquido elemento que es esl agua.
    Yo apuesto por este cambio.

  2. Realmente estoy sorprendida con todo esto, fabrico carteras y accesorios y me interesa mucho este material ya que cuida el medio ambiente de una manera increíble y mas que eso respetando la vida de los animales, que bonito que en su País se fabrique este material.

  3. Me parece genial este tipo de alternativas que encima podría ayudar a la gestión de residuos orgánicos en un país, por ejemplo usar las frutas con alto grado de maduración que son emitidas por los agricultores, mercados y los mismos hogares. A parte que es totalmente libre de sustancias nocivas al momento de elaborarlas al compararlas con los cueros de animales que usan cromo y contaminan principalmente los cursos de agua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tipos de hortalizas y verduras: ¿sabes cómo se clasifican?

¿Reciclar cápsulas de café o mejor buscar alternativas verdes?