in

¿Qué es el detergente ecológico y cuáles son sus beneficios medioambientales?

El detergente ecológico es una alternativa natural y sostenible al detergente convencional que encontramos con facilidad en los supermercados y otras grandes superficies. Así, este detergente supone una manera de lavar la ropa más verde y ecológica que sin duda merece la pena conocer y empezar a utilizar por todos. 

Te contamos todo sobre el detergente ecológico y te presentamos una propuesta muy interesante si quieres utilizar este tipo de detergente en tus próximos lavados a continuación. 

¿Qué es un detergente ecológico?

El consumo ecológico y responsable es una tendencia que está creciendo entre los usuarios, que cada vez sienten una mayor preocupación por utilizar en su día a día productos menos nocivos para la naturaleza.  

Si nos centramos en el lavado de ropa, en muchos casos los detergentes convencionales suelen estar elaborados a partir de sulfonatos o fosfatos, contener fragancias sintéticas o estar envasados en packings de plástico. Por eso, resulta vital ofrecer detergentes más respetuosos con el medioambiente que nos ayuden a realizar esta tarea doméstica, tan frecuente en los hogares, de manera más verde. 

Así, los detergentes ecológicos surgen como la opción perfecta para aquellas personas que desean lavar la ropa sin renunciar a cuidar del entorno natural. En este sentido, los detergentes ecológicos se caracterizan por ser más sostenibles y facilitar una mayor protección de los ecosistemas. 

Ventajas del detergente ecológico

Además de cuidar la ropa y nuestra piel, un buen detergente ecológico debe reunir las siguientes características: 

Libre de plásticos

¿Sabías que una botella de plástico tarda unos 500 años en descomponerse? La contaminación por el uso de plásticos es uno de los principales problemas medioambientales al que nos enfrentamos. Y es que este material está presente tanto en envases, como en textiles y otros muchos productos, siendo los mares y océanos los principales receptores de los residuos de plástico. 

En este sentido, podemos encontrar muchos detergentes —especialmente los detergentes líquidos— comercializados en botellas, bolsas y garrafas de plástico, envases muy contaminantes que se pueden sustituir por otros más respetuosos con el planeta. 

Elaborado con productos naturales

Al estar elaborados con ingredientes naturales, los detergentes ecológicos prescinden en su proceso de producción de sustancias químicas como fosfatos o parabenos. Por si no lo sabías, la presencia de fosfatos en las aguas contribuye a la proliferación de un tipo de algas que privan de oxígeno a los peces en los ecosistemas marinos, provocando su desaparición. Promoviendo el uso de detergentes ecológicos, lograremos que las aguas residuales estén libres de este tipo de elementos que reducen su calidad.

Biodegradable

Al estar elaborados a partir de elementos naturales, también se pueden descomponer de manera natural en un periodo de tiempo relativamente corto. Esto quiere decir que la actuación de agentes como microorganismos, el sol o la lluvia provocarán su degradación y evitarán que permanezcan de manera indefinida en el planeta. A su vez, los productos biodegradables no generan en su descomposición sustancias nocivas para la tierra, el aire o el agua. 

No testados con animales

Para comprobar la eficacia de ciertos productos de la industria cosmética, textil e higiene son testados en animales. Un buen detergente ecológico debe ser responsable con la naturaleza y su fauna y flora, por lo que también debe ofrecer garantías de calidad sin necesidad de que los animales intervengan de ninguna manera en su proceso de fabricación. 

Otras ventajas de los detergentes ecológicos

Aunque hemos mencionado algunos de los beneficios más palpables de los detergentes ecológicos estos no son todos. Un buen detergente ecológico debe, además, ofrecer un transporte que reduzca las emisiones de CO2 a la atmósfera o ayudar a reducir el gasto energético permitiendo, por ejemplo, que sus efectos sean igual de efectivos con lavados de agua fría y caliente. Además, como beneficio complementario, este tipo de detergentes también son más apropiados para nuestros electrodomésticos del hogar, ya que al contener sólo ingredientes naturales esto favorece a su correcto funcionamiento. 

Natulim: el detergente ecológico que te interesa conocer

Si después de leer este artículo y conocer algunas de las ventajas medioambientales que implica usar detergente ecológico estás buscando la solución perfecta para lavar tu ropa de manera sostenible, entonces te interesa conocer Natulim

Natulim son unas tiras biodegradables de detergente ecológico que se introducen en la lavadora para que tu ropa quede limpia y suave. Están elaboradas con elementos de origen vegetal y no llevan fosfatos ni parabenos, cloro, dioxano ni tampoco colorantes añadidos. Tienen un poder de limpieza ultra-concentrado e hipoalergénico, que dejará tu ropa suave, limpia y con buen olor, sin necesidad de añadir suavizante. 

Ideal para disolver manchas y emplear en lavados tanto para ropa blanca como en color, las tiras de Natulim son efectivas tanto en lavados de agua fría como caliente y son biodegradables. Además, vienen envasadas en pequeñas cajas de cartón 100% reciclables y, lo mejor de todo es que, por cada 10 paquetes de Natulim vendidos, la empresa se compromete a plantar un árbol para ayudar a preservar el planeta. ¿Qué te parece?

¿Los detergentes ecológicos lavan igual de bien que los convencionales?

Esta es la pregunta que se hacen muchas de las personas que se plantean realizar el cambio hacia un detergente más respetuoso con el planeta. La respuesta es SÍ. Por ejemplo, las tiras de detergente de Natulim tienen la misma potencia de limpieza que cualquier detergente líquido o en polvo de las primeras marcas. 

Su utilización es muy sencilla, tan sólo tendrás que seguir los siguientes pasos: 

  1. Corta la tira Natulim (utiliza una tira si tu lavadora tiene una capacidad para 3,5-4kg de ropa, o dos tiras si la capacidad de tu lavadora es para 7-8kg de ropa).
  2. Introdúcela en el cajetín de la lavadora.
  3. Llénala de carga y ponla en marcha con tu programa preferido. 

Un paquete de Natulim equivale a 36 lavados. ¿Por qué no te animas a probarlo y contribuir así al medioambiente? Nosotros ya lo hemos utilizado y nos encanta. ¡Pásate a la limpieza sostenible!

Tips para hacer la colada de manera más sostenible

Recuerda que si quieres ser verdaderamente sostenible en lo que se refiere a los lavados de ropa, además de utilizar un detergente ecológico, también debes seguir estas pautas: 

1. Carga la lavadora al completo

Evita poner la lavadora cuando esté a media carga o para lavar tan sólo un par de prendas, pues el consumo energético es elevado en relación a la necesidad que supone. En estos casos, es preferible esperar a recopilar una cantidad de ropa suficiente para llenar toda la capacidad del tambor de la lavadora, ¡ojo! sin cargarla tampoco en exceso.

2. Utiliza agua fría siempre que puedas

Para el lavado de prendas poco sucias que sólo necesiten un lavado rápido, es conveniente utilizar programas de lavado corto con agua fría. Y es que la mayor parte de la energía que se emplea en el lavado de ropa se destina a calentar el agua.

3. Tiende la ropa al sol

Sustituye la secadora y su consumo energético por la técnica de secado de nuestras abuelas: colgarla al aire libre y dejarla secar al sol. De esta manera, también estarás higienizando las fibras de tus prendas. 

4. Frota las manchas localizadas antes

Para eliminar con mayor efectividad las manchas localizadas, antes de introducir la prenda en la lavadora, impregna la mancha con jabón natural y frota con agua caliente.

Ahora que ya sabes todo lo que puedes hacer para lavar tu ropa con el menor impacto ambiental, ¿a qué esperas para empezar a practicar todos estos trucos?

Alimentos ricos en hierro para combatir la anemia