in

¿Cómo está la energía eólica en España?

Cada vez está más claro que el futuro energético pasa por la producción de electricidad a través del aprovechamiento de fuentes de energía renovable. Pero esto ya no es solo un plan de futuro sino también de presente. Algunos de los países más tecnológicamente desarrollados del mundo parecen tenerlo ya más que claro y avanzan, con pasos firmes, hacia una transición hasta un modelo energético que se fundamente en la producción de energía limpia. España, pese a haber sido protagonista de noticias tristemente célebres en este campo, como la aprobación del ya derogado impuesto al sol, sigue siendo uno de estos países a la vanguardia en la producción de energía mediante renovables. Según datos de Red Eléctrica de España, nuestro país contó con una potencia eléctrica instalada total de 104 094 megavatios en 2018, de la cual casi la mitad, un 46,7 %, provino de instalaciones de producción de electricidad a partir de fuentes de energía renovables. De ellas, puede que la energía solar fotovoltica y la energía hidroeléctrica sean las más populares. Sin embargo, es la energía eólica la que aporta la mayor capacidad de generación de potencia eléctrica de entre todas las renovables en nuestro país. Por ello, hoy vamos a dedicar este artículo a conocer la situación actual de la producción de energía eólica en España. Veremos cuál es el peso y la importancia real de esta forma de producción de energía sostenible a la hora de satisfacer la demanda energética global del país. Una importancia que sitúa a la energía eólica como uno de los pilares fundamentales sobre los que construir la transición energética hacia un modelo sin combustibles fósiles o ni energía nuclear. 

Leer más: ¿Es posible el autoconsumo? Las 10 dudas básicas sobre el autoconsumo eléctrico

Situación de la energía eléctrica de producción eólica en España

La producción de energía eléctrica mediante el uso del viento como fuente de energía renovable es uno de los pilares sobre los que se sostiene el sistema energético español. Así lo corroboran organizaciones como la Asociación Empresarial Eólica (AEE) o la propia Red Eléctrica de España (REE). Según estas instituciones, la producción de electricidad a través de aerogeneradores no solo sería la más importante de entre todas las diferentes modalidades de producción de electricidad mediante el uso de energías renovables. También sería la segunda fuente más importante de producción de electricidad, teniendo en cuenta fuentes renovables y no renovables, en función de su capacidad de cobertura de la demanda energética total del país. Según Red Eléctrica de España, la producción de energía eléctrica eólica cubrió el 19,8 % del total de la demanda de electricidad durante 2018, solo por detrás de la energía eléctrica producida en centrales nucleares, que cubrió el 21,4 % de las necesidades de electricidad del país. Además, la energía eólica fue la que más porcentaje de demanda cubrió durante algunos meses de 2018 (enero: 24,3 %, febrero: 22,3 %, marzo: 33,1 %, noviembre: 21,4 %, diciembre: 21 %), llegando a producir casi un tercio del total de electricidad consumida en España durante el mes de marzo. 

Para llegar a satisfacer este porcentaje de la demanda energética nacional, España cuenta con una potencia acumulada instalada de 23 484 megavatios. Esta cifra situaría al país entre los primeros puestos de las potencias mundiales con mayor capacidad de producción de energía eólica, más concretamente en el quinto puesto del ranking mundial, solo por detrás de China, EEUU, Alemania y La India. 

La industria de la energía eólica en España

Este 19,8 % de cobertura de la demanda energética que aporta la energía eólica sería suficiente para suministrar de electricidad a unos 12 millones de hogares. Para lograrlo, es necesario que exista toda una industria en torno a la generación de electricidad a partir de la fuerza motriz del viento. No en vano, nuestro país cuenta con 20 306 aerogeneradores. Estos se reparten a lo largo de 1123 parques eólicos distribuidos en 807 municipios de nuestra geografía. España cuenta también con 207 centros industriales en los que se gestiona y distribuye la electricidad producida por cada uno de los aerogeneradores, unos centros que pueden encontrarse en casi todas las comunidades autónomas del país (16 de las 17).

Beneficios de la producción eléctrica mediante energía eólica

Como toda industria, el éxito de la producción de energía eólica se mide en datos económicos. Pero en este caso podemos hablar también de beneficios medioambientales. El sector eólico representa un 0,31 % del PIB nacional, con un volumen económico de 3394 millones de euros, en el que las exportaciones suponen unos ingresos de 2391 millones. Pero lo más importante es que a través de la producción de electricidad mediante la energía eólica, evitamos la emisión a la atmósfera de más de 25 millones de toneladas de CO2 cada año. 

Además, la creación de los parques eólicos, la instalación de los aerogeneradores y el mantenimiento de toda la red da trabajo directamente a unas 22.578 personas en todo el país. Por otra parte, los municipios que acogen los parques eólicos se benefician también de la estimulación económica que estos generan a su alrededor. 

Otro de los beneficios económicos que supone la producción de la energía eólica es que contribuye a bajar la factura de la luz, al incrementarse la oferta de electricidad disponible si se presentan las condiciones meteorológicas oportunas. En este caso, según afirma la Asociación Empresarial Eólica, quienes más lo notarán son los consumidores industriales, cuyo ahorro para una instalación de 1500 megavatios-hora anuales puede ser de hasta 3540 euros. 

Mapa de la energía eólica en España

El incremento de la capacidad de producción de energía eólica en España y de la proliferación de parques eólicos se debe, en gran medida, a las tres últimas subastas energéticas que tuvieron lugar en nuestro país durante 2016 y 2017. En 2018 se instalaron 392 megavatios más de potencia en nuestro país y, si se cumplen las previsiones del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, para 2019 se espera la instalación de otros 3000 megavatios más. Estos datos vendrían a confirmar la buena salud de la que goza el sector eólico en nuestro país, con un repunte de las instalaciones. Un resurgimiento que contribuiría a cumplir las directrices en materia de transición energética marcadas por la Unión Europea para 2030. La instalación de estos 392 megavatios durante 2018 ha supuesto un pequeño punto de inflexión en la evolución anual y acumulada de la potencia instalada en España, que no había experimentado grandes cambios desde 2012. Aun con todo, es digno de destacar el hecho de que, en tan solo 20 años, nuestro país haya pasado de contar con 713 megavatios de potencia instalada en 1998, a 23 484 megavatios en 2018, produciéndose los incrementos más notables en la primera década. 

En cuanto a la distribución de la potencia instalada y de los parques eólicos a lo largo del territorio nacional, esta resulta relativamente irregular. Castilla y León, con 5.595 megavatios, un 23,82 % del total de la potencia instalada en España, y 244 parques eólicos es la comunidad líder en la producción de energía eólica en nuestro país. Esta comunidad llega a producir más electricidad mediante aerogeneradores que la que consume. Le siguen a la cabeza del ranking nacional Castilla-La Mancha (16,26 %), Galicia (14,57 %), Andalucía (14,18 %) y Aragón (8,52 %). A la cola encontraríamos comunidades como Madrid, las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, Baleares y Extremadura. Esta última inauguró su primer parque eólico en febrero de este año, con una instalación de potencia de 40 megavatios. 

infografia potencia eolica instalada en españa

Como vemos, la energía eólica es una alternativa real y actual a la producción de electricidad mediante fuentes no renovables, como son los combustibles fósiles o la energía nuclear. Los retos del sector eólico para el futuro más cercano pasan por ir cumpliendo los plazos de instalación de las últimas cuotas de potencia subastadas. También por la renovación y el mantenimiento de los parques eólicos con aerogeneradores de más de 15 años, que deben ser adaptados a las nuevas tecnologías para alargar su vida útil. Si se van acometiendo estos retos con éxito, puede que en unos años la energía eólica sea la principal fuente energética del país, con el consiguiente beneficio medioambiental que esto supondría. 

¿Cuáles son los ríos más contaminados del mundo y su situación actual?

La temperatura global va en aumento de forma catastrófica