in

¿Qué son las especies invasoras? Consecuencias y ejemplos

Dentro del caos aparente de los entornos naturales, en los ecosistemas sanos, todos los seres vivos que los habitan y componen coexisten en un relativo nivel de equilibrio ecológico, en una cierta armonía. Así, cada animal, cada planta y cada pequeño microorganismo tiene su sitio y sus funciones a desarrollar dentro del ecosistema. Unos y otros establecen relaciones que permiten que el sistema en su conjunto se regule de manera natural.

Pero esto no siempre es posible, debido a las muchas amenazas medioambientales a las que deben enfrentarse los ecosistemas. Amenazas naturales o provocadas por la acción humana, que rompen este equilibrio natural y, con ello, ponen en riesgo la propia supervivencia de los entornos naturales, de los ecosistemas y de todas las especies de seres vivos que dependen de ellos. Amenazas como la contaminación y el calentamiento global, la pérdida de superficie en favor de actividades como la agricultura y la ganadería, la caza indiscriminada, la deforestación o la introducción de especies exóticas invasoras

Hoy prestaremos especial atención a este último punto. Vamos a dedicar unos minutos a conocer qué son las especies invasoras, cuáles son las consecuencias medioambientales de su introducción en un determinado medio y cuáles son sus principales vías de entrada. Por último, veremos algunos ejemplos de las especies invasoras más comunes en nuestro país. 

Cotorra argentina

Qué son las especies invasoras

Las especies invasoras son especies exóticas de seres vivos, principalmente de animales y plantas, que al ser introducidos en territorios ajenos al propio, consiguen adaptarse al nuevo entorno. Esta adaptación les permite llegar a reproducirse de tal manera y a tal ritmo que consiguen colonizar el nuevo ecosistema. Y con ello, desplazan, o directamente depredan, a las especies oriundas que componen la flora y la fauna de un determinado lugar. 

La entrada de este tipo de especies invasoras a un nuevo ecosistema puede suceder de manera fortuita y casual, o puede ser intencionada. Pero en cualquier caso, sus consecuencias medioambientales son siempre desastrosas, como vamos a ver a continuación. Sobre todo en lo que tiene que ver con el equilibrio trófico de los ecosistemas y en la pérdida de la biodiversidad nativa del lugar colonizado. A ello, habría que sumar, además, otros posibles perjuicios que estas especies invasoras pueden causar en otros niveles, como en el plano económico o en aquellas cuestiones que tienen que ver con la salud pública. 

Uña de gato

Cuáles son las consecuencias medioambientales de la entrada de especies invasoras

El problema medioambiental que causan las especies invasoras tiene una dimensión mucho mayor de lo que a primera vista se podría pensar. De hecho, según datos de la red mundial para el desarrollo de la ONU, la amenaza que plantean las especies exóticas invasoras en los ecosistemas supone la segunda causa de pérdida de biodiversidad en todo el planeta. Y tal es así, que aproximadamente un tercio de las especies animales y vegetales se encuentran actualmente en peligro crítico de extinción por esta causa. Lo que equivale a más de un millón de especies diferentes de todo el mundo, según la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas  (IPBES).

Esto se debe al comportamiento que las especies exóticas invasoras tienen cuando son introducidas en un nuevo ecosistema y a las consecuencias que en ellos originan. 

Entre las más importantes podemos destacar las siguientes:

  • Asumen el papel de especies depredadoras de las especies locales, convirtiéndose en un elemento desestabilizador que rompe el equilibrio trófico del ecosistema. 
  • Compiten por los recursos naturales que permiten la vida y el correcto desarrollo de las especies autóctonas: alimento, territorio, luz, agua, etc. 
  • Alteran las condiciones físicas y químicas del entorno, principalmente de los medios acuáticos y terrestres. Así, por ejemplo, pueden modificar las condiciones de acidez del agua o del suelo, cambiando su idoneidad para la vida de las especies nativas de plantas, animales u otros seres vivos. 
  • Pueden darse casos de especiación híbrida por cruces reproductivos entre especies propias del medio y especies exóticas.
  • Pueden introducir nuevos elementos patógenos en el entorno, siendo fuente de enfermedades y de transmisión de parásitos. Incluso pueden funcionar como vectores de transmisión de enfermedades y otros agentes infecciosos entre animales y personas (alergias, toxicidad,etc.). 
  • Son una amenaza potencial para las actividades económicas humanas que dependen directamente del medio natural, pudiendo afectar negativamente a sectores como el de la agricultura, la ganadería o la pesca. También pueden verse afectados otros sectores económicos de manera indirecta, como la industria o el turismo. 
Tortuga de Florida

Principales vías de entrada de las especies invasoras

Muchas especies exóticas pueden integrarse en un ecosistema sin llegar a producir daños notable para su equilibrio, ni para la fauna y la flora propias del lugar. En estos casos, las especies exóticas se adaptan sin producir un gran impacto ecológico y se convierten en especies bien establecidas. Pero en otros casos, esta adaptación positiva no es posible y es entonces cuando hablamos de especies invasoras. 

Las vías de entrada de las especies exóticas invasoras en un determinado ecosistema pueden ser muchas y muy variadas. En ocasiones, estas vías de entrada pueden venir determinadas por causas naturales. Sin embargo, en la mayor parte de los casos, las actividades humanas aumentan enormemente las posibilidades de que una especie invasora entre en contacto con un entorno que pueda llegar a colonizar. Cuando no son directamente introducidas por el hombre a propia voluntad. 

A continuación mostramos las vías de entrada más habituales de las especies exóticas invasoras:

  • Al tráfico de animales y plantas. Tanto el comercio legal como el ilegal. Puede deberse a la introducción directa de especies en un determinado territorio, saltándose las leyes nacionales e internacionales que regulan los movimientos de este tipo de especies exóticas. O a su introducción indirecta, al introducir semillas, plantas o pequeños animales —de manera involuntaria y accidental— ocultas o desapercibidas junto con otras especies que sí pueden entrar de forma legal y segura para el entorno de destino.
  • Al descontrol de una introducción de especies animales exóticas ocurrida en el pasado con fines deportivos de pesca y caza. Especies que se introdujeron en su momento, cuando aún no existía conciencia medioambiental, regulación legal o constancia de los peligros ecológicos que supone la introducción de especies exóticas invasoras. 
  • Introducciones, fortuitas o intencionadas, relacionadas con el turismo, el movimiento de viajeros y el transporte de mercancías. El aumento de la movilidad entre personas y mercancías por todo el mundo supone un riesgo añadido al peligro de que estos viajeros y estas cargas comerciales lleven consigo —tanto a propósito como sin saberlo— especies de animales, plantas y otros seres vivos potencialmente invasores.
  • Entrada de animales y plantas con fines de explotación comercial. Importación de animales para su cría con fines de explotación alimentaria, o peletera. También de especies vegetales exóticas destinadas a agricultura u horticultura ornamental. En ambos casos, se produce un descontrol de las poblaciones de plantas o animales y estas acaban dominando los entornos naturales en las regiones de destino. 
  • Abandono de mascotas exóticas. Liberación de mascotas que se introdujeron en el país de manera regular o irregular para ser comercializadas como animales de compañía. 
Mosquito tigre

Especies invasoras: ejemplos más comunes

Para finalizar y con el objetivo de visibilizar mejor este problema, vamos a conocer algunas de las especies exóticas invasoras, tanto animales como vegetales, que más estragos causan en nuestro país en la actualidad. 

Las 15 más preocupantes serían estas:

Las mejores actividades para realizar en familia