in

Frutas y hortalizas de temporada de otoño: septiembre, octubre, noviembre y diciembre

El 22 de septiembre de 2020 comienza el otoño en España, una temporada que durará hasta el día 21 de diciembre de 2020, fecha en la que se iniciará el solsticio de invierno. El otoño es una época en la que el clima comienza a ser más frío y se reduce el número de horas de luz al día, algo que influye directamente en la agricultura, pues las plantas que se cultivarán durante este periodo serán aquellas que más se adecúen a estas características climáticas, es decir; que sean más resistentes a las bajas temperaturas y a la poca luz. 

Como ya te hemos comentado en ocasiones anteriores, consumir alimentos de temporada, además de ser más sostenible también hace que tu alimentación gane en vitaminas y otros nutrientes. Y es que, aunque en la actualidad podemos encontrar muchos alimentos en cualquier época del año, comprar frutas y verduras de temporada hará que características como el sabor, el aroma y la textura de los productos que consumas sean más intensos y sabrosos. Consumir alimentos de temporada, significa también que el producto no ha sufrido ninguna alteración en su ciclo de producción hasta llegar a tu mesa. Es decir, que se ha respetado su proceso de crecimiento y no se ha empleado ninguna técnica para modificarlo o alterarlo. 

Si te interesa conocer cuáles son las frutas y hortalizas de temporada en otoño de España, a continuación hacemos un repaso por algunas de ellas. 

Las frutas de otoño más populares

Además de ser más saludable y sostenible, optar por las frutas y verduras de temporada también es más económico, ya que esto propicia el consumo de alimentos locales, lo que se traduce en un menor gasto en transporte y almacenamiento de estos recursos. 

Durante los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre algunas de las frutas de otoño que te puedes encontrar en los mercados son las siguientes: 

· Granada: Las granadas son una de esas frutas difíciles de encontrar en cualquier época del año. En este sentido, debes aprovechar estos meses de otoño para hacerte con ellas si eres un amante de esta fruta. Entre sus principales ventajas para el organismo destaca su contenido en vitamina C, ácido fólico y potasio. También tienen propiedades antioxidantes y un bajo nivel de calórico. Puedes utilizar las granadas como ingrediente de ensaladas, salsas o zumos, entre otros usos.

· Membrillo: De aspecto similar al de una manzana pero algo más alargada y de color amarillento, esta esta fruta originaria de Europa del Este es muy utilizada, sobre todo, para la elaboración del dulce de membrillo, aunque también se puede comer crudo o en zumos. El membrillo también se caracteriza por tener un bajo contenido en azúcares y mucha fibra, algo que lo hace perfecto para personas con estreñimiento o problemas digestivos. 

Además, posee un reconocible y agradable aroma que hace que suela utilizarse como ambientador natural.

· Mandarina: Se trata de un cítrico de características muy similares a la naranja, pero de menor tamaño, originario de Asia. Contiene una gran cantidad de agua, vitamina C y otras vitaminas y minerales que favorecen la formación de anticuerpos en nuestro organismo para prevenir los catarros de invierno. 

Puedes comerla cruda o hacer con ella salsas, mermeladas o postres.

· Kiwi: Aunque es popularmente conocido por sus beneficios contra el estreñimiento, el kiwi es una fruta muy completa y su consumo es recomendable, por regla general, para personas de todas las edades. 

Por ejemplo, ¿sabías que los kiwis poseen mayor contenido en vitamina C que las naranjas? Para que te hagas una idea; 100 g de kiwi aportan 94 mg de vitamina C. Esto hace que el kiwi sea una fruta ideal para niños, adultos y embarazadas, ya que su ingesta también supone un gran aporte de ácido fólico. 

· Pera: Aunque se trata de una fruta que se puede encontrar fácilmente en el supermercado en cualquier época del año, el otoño es la temporada óptima para su consumo. 

Son una importante fuente de vitaminas (A, B1, B2, B3, C, E y K) y minerales como el magnesio, fósforo y calcio. También poseen una gran cantidad de agua y favorecen la buena digestión. Están buenísimas crudas, pero puedes incluirlas en ensaladas o hacer con ellas mermeladas o salsas. 

Las hortalizas y verduras de otoño más sabrosas

En cuanto a las verduras y hortalizas, algunas de las más típicas de la temporada de otoño son las siguientes: 

· Calabaza: Muy popular en Halloween, la calabaza es un alimento cuyo consumo va mucho más allá de esta festividad. De hecho, se trata de una de las hortalizas más utilizadas para elaborar cremas, cocinarse a la brasa o emplearse como guarnición. 

La calabaza es un alimento con pocas calorías, pues posee un 90% de agua y un contenido bajo en hidratos de carbono. En cambio, sí que es fuente de minerales y vitaminas como el potasio, magnesio, hierro, zinc o ácido fólico, entre otros. De la calabaza también podrás aprovechar hasta sus semillas, pues podrás hornear sus pipas y utilizarlas como un snack saludable. 

· Alcachofa: Otro de los alimentos que nos indican que la temporada de otoño ya ha comenzado son las alcachofas, pues su temporada de recolección comienza en octubre. Tremendamente populares por sus propiedades depurativas, las alcachofas también ayudan a combatir el colesterol y la tensión elevada. 

En cuanto a la cocina, las alcachofas son un ingrediente muy versátil con el que se pueden elaborar una infinidad de platos deliciosos. En este sentido, puedes cocinarlas a la plancha, en cremas y purés, guisos, etc.

· Berenjena: Rica en fibra, minerales (magnesio, hierro, potasio..), vitaminas (B, y C) y agua, la berenjena es una de las hortalizas más completas, pues su consumo ayuda a reducir el colesterol, mejorar la digestión y la circulación y también a reducir el envejecimiento celular, dado su contenido en antioxidantes. 

A la hora de comprarlas en los mercados, debes fijarte en el color de su rabito o cáliz, si es de color verde significa que la benernjena está lista para consumir. En cambio, si tiene un color amarillento tirando a tonos marrones, significa que la berenjena está pasada. Puedes cocinar las berenjenas a la plancha, rellenas, empanadas o puedes elaborar moussaka, una especie de lasaña hecha a partir de berenjena. 

· Acelga: Las acelgas son un tipo de verdura de hoja verde con gran contenido en fibra y antioxidantes. También son fuente de calcio y otros minerales, lo que la convierte en el perfecto aliado para conseguir unos huesos fuertes y sanos. 

Cuando vayas al supermercado en busca de acelgas, mete en tu carro sólo aquellas que tengan un color verde intenso y que no presenten agujeros en sus hojas. Puedes cocinarlas en ensaladas, guisos, sofritos…

· Brócoli: El brócoli es esa hortaliza de color verde con forma de árbol frondoso y diminuto, cuyo consumo se ha extendido en los últimos años gracias a sus propiedades tan beneficiosas para el organismo. Y es que este alimento es rico en nutrientes, vitaminas (A, C y E), fibra y minerales como el calcio, el fósforo o el zinc. Además, al tratarse de una fuente de ácido fólico, es un producto recomendado en las dietas de las embarazadas. 

Puedes cocinar el brócoli al vapor, gratinado al horno, con otras verduras a la plancha…

Estas son algunas de las frutas y verduras de otoño más sabrosas para ser consumidas durante esta temporada. ¿Qué recetas harás con estos ingredientes?

Calendario de frutas y hortalizas de temporada de otoño

frutas y verdura septiembre

Frutas de septiembre: frambuesa, granada, higo, manzana, melocotón, melón, mora, pera, tomate, uva y membrillo.

Hortalizas de septiembre: acelga, berenjena, calabaza, cebolla, endibia, espinaca, judía, lechuga, maíz, pepino, pimiento, puerro y zanahoria. 

verduras frutas octubre

Frutas de octubre: kiwi, aguacate, limón, lima, granada, manzana, pera…

Hortalizas de octubre: acelga, brócoli, cebolla, batata, lechuga, calabaza, col, zanahoria, alcachofa, rábano, endibia, espinaca, puerro, remolacha.

verduras y frutas noviembre

Frutas de noviembre: aguacate, kiwi, limón, lima, mandarina, naranja.

Hortalizas de noviembre: acelga, brócoli, cardo, batata, alcachofa, lechuga, col, zanahoria, endibia, coliflor, nabo, rábano, espinaca, puerro y remolacha. 

Frutas de diciembre: Aguacate, caqui, kiwi, limón, naranja y pomelo.

Hortalizas de diciembre: Acelga, apio, brócoli, cardo, col, col de Bruselas, coliflor, endibia, espinaca, nabo, puerro, zanahoria y alcachofa.

Los diferentes tipos de legumbres y sus propiedades

Tetrabrik, más que un problema en el reciclaje