in

¿Cómo germinar brotes en casa? Lentejas, soja, alfalfa y otros

Son mucho más fáciles de digerir y, al estar en su punto más óptimo, cuentan con el máximo valor nutricional que nos pueden dar. Así son los brotes germinados y una de las principales razones por las que se han venido recomendando a personas con el estómago delicado. Lo que antes era algo excepcional en las cocinas españolas, ahora forma parte del día a día de aquellas personas a las que les gusta cuidar su alimentación, comer de manera sana y, siempre que pueden, de comercio local o de cercanía y, si puede ser cultivado en casa, mejor que mejor. 

Los brotes cumplen con todos estos requisitos y germinarlos en casa es muy sencillo, ya que apenas te van a quitar tiempo y tú vas a poder controlar su desarrollo. 

Por eso hoy te queremos contar qué tipo de brotes se pueden germinar, cómo hacerlo y cuáles son sus principales usos y beneficios. ¡Empezamos!

Tipos de semillas que puedes germinar en casa

Si te has decidido a introducir brotes germinados en tu dieta, seguro que lo primero que se te ha venido a la cabeza son los de las semillas de hortalizas y verduras, ya que son las más comunes. 

Lentejas, soja, garbanzos o arroz son algunos de los más comunes, pero también hay otros como la alfalfa, los rabanitos, la lombarda, la mostaza, los berros, los guisantes o el girasol, entre otros, que son muy fáciles de germinar y que se pueden hacer fácilmente en casa. 

Cómo utilizar los germinados

Los brotes germinados se utilizan desde hace siglos en Asia y, con el paso de los años, su uso se ha extendido a las cocinas de todo el mundo, en primer lugar por tratarse de productos mucho más digestivos que los que finalmente daría la semilla de la que proceden (como es el caso de los germinados de legumbre, por ejemplo) y, en segundo lugar, por el alto valor nutritivo que aportan.

Pero es que, además, en la cocina es muy fácil emplearlos. De hecho, los puedes añadir en: 

  • Ensaladas
  • Sopas
  • Guarniciones
  • Pastas y arroces

En todos estos platos, los puedes utilizar tanto crudos como cocinados, pero lo que sí que es importante es lavarlos bien, especialmente si los cultivas en casa. Para ello, más allá de emplear agua, te recomendamos que utilices desinfectante natural o ecológico para verduras, con el fin de evitar que ingieras restos del cultivo que no sentarían bien a tu organismo. 

Beneficios de los brotes germinados

Como ya hemos comentado, el principal beneficios de los brotes es que aportan muchos más nutrientes, como son vitaminas y minerales, pero, además: 

  • Regulan el tránsito digestivo
  • Regulan la presión arterial
  • Aumentan la absorción de hierro
  • Reducen el colesterol
  • Ayudan en la pérdida de peso
  • Estimulan el sistema inmunológico
  • Ayudan a controlar el estrés, la ansiedad y el insomnio provocado tanto por estos factores, como por las malas digestiones
  • Reducen las posibilidades de sufrir ciertos tipos de cáncer, como el de colon

Cómo germinar brotes en casa

Después de todo lo que te hemos contado, no es de extrañar que mucha gente se pregunte (seguro que tú misma) cómo hacer germinados. 

Existen diferentes métodos para hacerlos, pero te queremos explicar dos muy sencillos y lo vamos a hacer con brotes de lentejas y con brotes de soja. Para otras semillas, el proceso es similar. 

como germinar brotes en casa

Cómo germinar lentejas

Para los brotes de lentejas utilizaremos el método de germinado del bote de cristal. Es importante que sea de este material para que se conserven en las mejores condiciones. ¿Lo tienes? Entonces vamos a por los pasos.

  • Paso 1. Añadir las semillas en el bote de cristal y lo tapamos con una gasa de algodón (sujetarla con una goma). Añade agua en el bote y deja las semillas en remojo durante 24 horas. Después, escurre el agua y dejamos que el bote esté inclinado (la boca hacia abajo), de manera que las semillas se repartan bien por el bote y no queden apelotonadas las unas sobre las otras. 
  • Paso 2. Asegúrate de que no reciben luz directa, ni se encuentran en un lugar donde haya muchos contrastes de temperatura. Si quieres, la cocina es un buen lugar para ello, siempre que no las pongas bajo un foco de luz. 
  • Paso 3. Una vez al día, deberás enjuagar las semillas para mantener su humedad. 
  • Paso 4. Repite esta operación durante 3 días. 
  • Paso 5. A partir del tercer o cuarto día verás cómo empiezan a germinar. Tendrás que controlar y tener paciencia para que lleguen al tamaño en el que deseas consumirlas. Además, también tendrás que estar vigilante de que no se cree moho en el tarro.

¡Ya puedes consumirlas en cuanto veas que están listas!

Cómo hacer brotes de soja 

En el caso de que quieras germinar brotes de soja, es más recomendable hacerlo en una fuente de cristal de horno o en una vaporera o escurridera grande. Se puede poner una pieza de gasa en la parte inferior, de esta manera, podemos escurrir el agua fácilmente con su ayuda. Eso sí, hay que tapar el recipiente con una gasa en la parte superior para que las semillas puedan respirar y no recibir luz. 

Todos los días hay que regarlas con agua limpia. En unos días, verás que los brotes pueden llegar a una altura considerable. 

Principales ventajas de germinar brotes en casa

Terminamos este artículo haciendo un repaso de las razones por las que deberías decantarte por germinar brotes en casa, debido a los beneficios que aporta hacerlo de esta manera: 

  • Ahorras dinero. Todo lo que se haga en casa es más barato, ya que todo el proceso lo haces tú. 
  • Controlas el desarrollo de los germinados. Y, por tanto, los consumes a tu gusto y al tamaño que a ti te gusta (siempre y cuando, eso sí, estén listos para consumir)
  • Tú eliges las variedades. Muchas veces, cuando vas a la tienda, no tienen lo que quieres. En casa puedes hacerte con las que desees.
  • Se pueden cultivar todo el año. Y siguen aportando todos los nutrientes, cosa que con los productos de temporada es necesario esperar a su época, para consumirlos de la manera más óptima. 

Todo ello sin olvidar que, si tienes niños, es una forma de acercarles a la horticultura, pero para ti también, una forma de relajarte y de disfrutar de la cocina, a través de nuevas experiencias. 

Entonces, ¿te sumas a germinar brotes en casa? Te leemos en comentarios. 

¿Cómo evitar la humedad en casa de forma eficiente?

¿Qué son los aceites esenciales? Tipos, propiedades y precauciones