in

10 hoteles sostenibles en España con mejores prácticas ecológicas

La creciente presencia del ecologismo y la sostenibilidad ya no es una cuestión de moda, sino de responsabilidad. Por ello, una industria tan relevante en nuestro país como el turismo también ha comenzado a trasladar a sus prácticas determinadas prácticas verdes.

Si quieres conocer algunos de los hoteles sostenibles con mejores prácticas ecológicas de España, aquí te vamos a presentar 10 de ellos. Así, en tus próximas vacaciones, además de disfrutar de un merecido descanso, también podrás aportar tu granito de arena en el cuidado del medio ambiente.

Pero, antes de visitar cada uno de ellos, vamos a empezar por acercarnos al concepto general de hotel ecológico.

¿Qué es un hotel ecológico?

Los hoteles ecológicos son aquellos que, en su día a día, aplican medidas para reducir el impacto de sus acciones en el entorno. No hay unas pautas estandarizadas, ni tampoco hay certificaciones oficiales al respecto, pero sí que hay acciones que resultan reconocibles como verdes, sostenibles o ecológicas.

Por ejemplo, desde el mismo momento de la construcción del hotel, sobre todo si está en un escenario natural, para respetar la armonía del paisaje y del entorno. Pero también a la hora de reciclar cualquier residuo que se origina o, también, utilizando materiales reciclados, alimentos orgánicos, productos de limpieza biodegradables y, por qué no, funcionando con energías renovables en la mayor medida posible.

Éstos son solo algunos ejemplos, pero pueden servir como orientación y como base tanto para los que busquen un hotel ecológico como para los establecimientos que quieran inclinarse hacia estas prácticas sostenibles.

Hoteles ecológicos y sostenibles en España que puedes visitar ya

Hotel Pulitzer (Barcelona)

Este hotel se encuentra ubicado en pleno centro de Barcelona, a pocos metros de Plaza de Cataluña. Dicho así, parece chocante lo del concepto de hotel ecológico, pero en este establecimiento tienen un fuerte compromiso con las prácticas sostenibles.

Muestra de ello son todas sus políticas específicas en torno a la sostenibilidad, que incluyen el consumo de productos de cercanía y el uso de productos de limpieza ecológicos. Además, apuestan por la movilidad sostenible, los hábitos de vida saludable y, de modo general, por el ahorro, el reciclaje y otras medidas de carácter social, como la integración más intensa de personas con discapacidad y de mujeres en su plantilla.

Botánico & The Oriental Spa Garden (Tenerife)

Probablemente, el Botánico & The Oriental Spa Garden es uno de los hoteles ecológicos más conocidos de toda España. No es para menos, y no solo por sus prácticas ecológicas, sino por el enorme encanto que tienen sus instalaciones.

Como su nombre bien explica, este establecimiento cuenta con unos enormes espacios con miles de especies vegetales procedentes de todo el planeta, lo cual le da un toque especial y muy exótico. Pero en este ambiente de tranquilidad y relajación también influye una arquitectura enfocada a reducir el impacto del mayor modo posible, así como sus políticas de ahorro, reciclaje y economía colaborativa.

Hotel Terra Bonansa (Huesca)

En un entorno idílico, por la belleza del paisaje que lo rodea, el Terra Bonansa se erige como uno de los hoteles ecológicos por excelencia en la zona cercana a los Pirineos. Desde su misma construcción, realizada bajo una óptica bioclimática, a la utilización de los recursos naturales disponibles para reducir el consumo energético, todo lo que este hotel proyecta es ecologismo.

Además, al estar ubicado en entorno natural tan privilegiado, también fomenta los hábitos de vida saludable, y desde allí se proponen distintos planes de deportes y actividades de montaña, como el senderismo, el birdwatching, etc.

Hotel CAEaCLAVELES (Asturias)

Si el lema turístico del Principado es que Asturias es un paraíso natural, este hotel puede servir como sede ejemplar para dicho lema. A pocos kilómetros del mar y de la montaña, el CAEaCLAVELES es uno de los hoteles ecológicos y sostenibles con todas las letras.

Solo hay que ver su aspecto exterior, completamente integrado con el paisaje que le rodea, gracias a su peculiar construcción en una planta. Además, su ubicación facilita que se nutra de productos locales y artesanales, todo ello siempre basado en una economía colaborativa y un gran enfoque en el ahorro energético para colaborar con el medio ambiente.

Xuq Lomas de Ruvira (Albacete)

Vamos un paso más allá en nuestra búsqueda de hoteles sostenibles y nos presentamos en un conjunto rural de los más originales y atractivos de toda España. Y es que éste es un conjunto de cuevas adaptadas para convertirse en alojamientos boutique destaca ya, principalmente, por su esmerado diseño, muy compenetrado con ese entorno que lo rodea.

La arquitectura tradicional sobre la que se ha sustentado este establecimiento se ha basado en los principios de la bioconstrucción, pero también sus propios cultivos ecológicos o los aprovechamientos que hace de las aguas grises suponen claras muestras de su apuesta por la sostenibilidad.

Aire de Bardenas (Navarra)

El Parque Natural de las Bardenas Reales de Navarra es una de las joyas naturales y paisajísticas de nuestra geografía. Por si fuera poco, la UNESCO lo ha catalogado como Reserva Natural de la Biosfera. Esto ya nos da una idea de cómo tiene que ser un hotel para estar ubicado aquí, ¿verdad?

Su diseño está completamente integrado en el paisaje y, de hecho, los interiores de las habitaciones están tan abiertos a la luz exterior que a veces no se sabe si uno está dentro o fuera. Placas solares, huerto ecológico, productos de kilómetro cero… aquí no faltan ni las intenciones ni las acciones relacionadas con la economía colaborativa, la ecología y la sostenibilidad.

Asia Gardens Hotel & Thai Spa (Alicante)

Este hotel y spa basa su propuesta en el estilo más auténtico de Oriente. En concreto, es Tailandia el país que inspira el concepto de este hotel ecológico en el que, además de unas propias instalaciones encantadoras, se ofrecen unos enormes jardines perfectamente cuidados.

Aquí, la sostenibilidad empieza por la cercanía de los productos, y sigue con la economía colaborativa, el reciclaje, la arquitectura sostenible y, sobre todo, ese enfoque familiar para que hasta los más pequeños vayan aprendiendo a cuidar del medioambiente.

Hotel Los Castaños (Málaga)

Este pequeño hotel, encuadrado a su vez en un pequeño municipio malagueño, es otra de las propuestas de alojamiento ecológico que merece la pena probar. De nuevo, una apuesta sostenible desde los materiales utilizados en su construcción para lograr una arquitectura de bajo impacto a la vez que un esmerado toque árabe tan tradicional en el sur de España.

En cuanto a sus propuestas verdes, el consumo local, la economía colaborativa, el reciclaje, los productos bio y el control de gasto y consumo de recursos energéticos son piezas clave de su día a día.

Monnaber Nou (Baleares)

La historia de este hotel ecológico se remonta más de doscientos años atrás. Historia que se puede respirar en sus piedras y en su arquitectura tradicional. Esta combinación entre lo antiguo y clásico y lo sostenible y ecológico le da un encanto especial, que permite a sus huéspedes disfrutar de un entorno único en una de las zonas más encantadoras de Mallorca.

Aquí le dan especial importancia a la gestión sostenible de su huerto y del hotel, y cuentan con un certificado de agricultura ecológica, lo que da buena idea de la calidad de productos con los que trabajan para dar de comer a sus clientes. Sin duda, uno de los hoteles ecológicos más sorprendentes del Mediterráneo.

Las casas de Ea Astei (Vizcaya)

Cerramos nuestra lista de hoteles ecológicos y sostenibles con un conjunto de casas rurales en el municipio de Ea, en Vizcaya. Aquí también nos remontamos a unos edificios históricos, lo que eran el caserío, el granero y el hórreo centenarios, a los que se han añadido otras dos casas más modernas.

Éstas, construidas en lo que se llama arquitectura passivehaus, son capaces de generar más energía de la que consumen, lo cual es genial. Además de esto, cocina con productos de kilómetro cero, accesibilidad, reciclaje y productos bio son algunas de las prácticas ecológicas y sostenibles que aportan y que tan bien hacen por su entorno.

Datos sorprendentes sobre plásticos de un solo uso

¿Cuáles son los principales gases del efecto invernadero?