in

10 ideas de desayunos veganos saludables y fáciles de preparar

Comenzar el día con los nutrientes que nuestro cuerpo necesita para tener energía y disfrutar de buena salud es lo que vas a conseguir con un desayuno saludable. Hay quien no sale de casa sin tomarlo y otros que pasan horas hasta que toman el primer alimento sólido. Sin embargo, no desayunar tiene consecuencias negativas para la salud, como tener menos energía, tener más posibilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares, sufrir trastornos digestivos o tener un sistema inmunitario débil.

¿Eres de las personas a las que les cuesta desayunar? Si es así, quédate porque tenemos 10 propuestas de desayunos veganos saludables, que se preparan de manera sencilla y que contienen todos los nutrientes que necesitas para ese primer momento del día.

Desayuno 1. Porridge de cacao con plátano

Este desayuno, que se prepara en menos de 5 minutos, es 100% completo. Necesitas avena, cacao puro, medio plátano y si quieres endulzarlo, añade 1 cucharada de sirope de dátiles. Además, lo puedes completar un poco más con dos o tres nueces o avellanas.

Este desayuno te aporta la energía suficiente para pasar gran parte de la mañana, ya que contiene cereales, lácteos y grasas saludables, además de fruta.

Si quieres, puedes añadirle una infusión o hacerlo a media mañana.

Guia Sostenibilidad

Desayuno 2. Yogur con compota de frutas y semillas

Este desayuno es perfecto si eres de las personas a las que les gusta desayunar algo fresco, pero saliéndose del típico vaso de leche fría o de fruta. Este es, al igual que el anterior, muy completo para tener la energía que necesitas.

Es facilísimo: solo tienes que poner en un bol 3 cucharadas de yogur de soja, 1 de compota de la fruta que más te guste y unas pocas semillas de sésamo que, además, te aportan numerosas vitaminas, como calcio y hierro.

Desayuno 3. Manzana con crema de cacahuete

Vamos con otra receta realmente fácil de preparar y que, además, puedes variarla cada vez que la vayas a tomar. 

Para la misma solo necesitas 3 ingredientes básicos: media manzana (la que más te gusta, aunque las que son más ácidas quedan todavía mejor), crema de cacahuete natural 100% y semillas. 

A partir de aquí, puedes variar de tipo de manzana, de tipo de semillas (de lino, de girasol, de amapola, de calabaza, etc.) y añadir, si lo deseas, frutos rojos, que le van genial.

Además, y para que el desayuno sea completo, añade un café o infusión, con algo de leche vegetal; la que más te guste.

Desayuno 4. Tostadas de aguacate y tofu

Además de fácil de preparar, esta tostada es tan completa y está tan rica, que no querrás desayunar otra cosa. 

Para prepararla necesitas una tostada del pan integral que más te guste, medio tomate que recortarás en rodajas y repartirás por la tostada, 3 gajos de aguacate y dos o tres dados de tofu.

Añade un chorro de aceite, un poco de sal o de curry y, si lo deseas, unas hojas de espinacas frescas, para darle un toque refrescante. Solo te queda completarlo con el café o la infusión que más te guste y tendrás fuerza para el resto de la mañana.

Desayuno 5. Quinoa con almendras y arándanos

Este desayuno te llevará un poco más de tiempo que los que hemos mencionado hasta ahora, pero no te preocupes, porque lo que más tarda en hacerse es la quinoa, que debe hervir durante 15 minutos y en ese tiempo te puedes duchar y preparar las cosas para salir de casa.

Cuando esté lista, sumérgela en leche (caliente o fría, a tu gusto), añade 1 cucharada de copos de almendras, un puñado de arándanos y un poco de canela y coco rallado al gusto.

A este desayuno no le falta nada de nada y te aporta vitaminas y minerales.

Desayuno 6. Tortilla vegana de verduras

Se trata de una mezcla de sabores, que te aportará la energía que necesitas para el resto del día.

Prepara la tortilla con harina de garbanzo, cilantro, cúrcuma y agua. Pásala por la sartén y, después, rellénala con tomate, cebolla y hierbas frescas.

Completa este desayuno con un par de rodajas de manzana, una de piña o unos frutos rojos, además de una infusión o café.

Desayuno 7. Tostada francesa con frutas

Mucho más que una tostada tradicional, este es un excelente desayuno para el fin de semana, que también se prepara muy rápido, es vegano y saludable.

Para preparar la tostada necesitas 1 plátano maduro, 1 vaso de leche vegetal, media cucharada de linaza, un cuarto de vainilla en polvo y lo mismo de canela. Mézclalo todo bien y pon una sartén a calentar, con un poco de aceite de coco.

Puedes completar este desayuno con un poco de fruta en rebanadas, como kiwi, fresas u otros frutos rojos.

Desayuno 8. Pancakes de zanahoria

Similar al anterior, pero con la hortaliza como protagonista. Este desayuno muy completo tiene de bueno que puedes preparar la mezcla el día anterior y así solo necesitas dos minutos, el tiempo justo para que se dore de un lado y de otro.

Para elaborarla necesitas 1 plátano, 1 zanahoria rallada, medio vaso de leche vegetal, 275 gramos de harina de avena, a lo que sumas una cucharada de polvo de hornear, canela y una pizca de sal.

Lo mezclas todo bien, lo pasas por la sartén y cuando esté dorado por los dos lados, solo tienes que añadirle, si lo deseas, un topping salado o dulce.

Desayuno 9. Manzana asada con avena

Esta receta la vas a hacer en un momento y la puedes hacer en el mismo microondas. Solo tienes que quitar el corazón de la manzana, ponerla en un plato apto para microondas y añadir media cucharada de canela en polvo y una cucharada de avena.

Métela en el microondas durante 5 minutos y disfruta. Mientras la manzana se prepara, puedes poner a calentar agua para hacerte una infusión o prepararte un café.

Desayuno 10. Bol de avena con té matcha y frutas

Para que esta receta, que es muy completa y te aporta nutrientes y muchas vitaminas la puedas preparar en un momento, es importante que dejes las gachas de avena en leche, la noche anterior.

Eso y que lo guardes en un tarro con tapa que cierre bien. Así, al día siguiente solo tienes que verter esa mezcla en un bol, añadir una cucharada de té matcha, mezclar bien y añadir la fruta que tú quieres. Por ejemplo, medio plátano y unos arándanos o un par de fresas partidas en dos o cuatro trozos.

Con todas estas recetas, tienes para preparar más de una semana de desayunos saludables y, a partir de ahí, ir combinando diferentes recetas.

¡Así sí que da gusto comenzar el día!

Propiedades y beneficios de la pitaya, la fruta del dragón

Movilidad sostenible y alternativas para un transporte más limpio