in

10 juegos tradicionales y divertidos para hacer en casa con niños

Estos días de cuarentena, durante los que no podemos salir de casa, nos están sirviendo a todos para agudizar nuestro ingenio en la búsqueda de planes alternativos para mantener entretenidos a los niños. Y es que este tipo de situaciones donde los pequeños rompen su dinámica cotidiana de ir al colegio a diario para quedarse en casa, suelen exigir a los adultos un extra de creatividad para proponer juegos divertidos que les ayuden a potenciar su creatividad y que les alejen de un consumo excesivo de la televisión o los videojuegos.

Por eso, si buscas ideas de juegos para hacer en casa con los niños y que ellos también puedan poner en práctica contigo (pues seguro que será mucho más divertido si compartís tiempo juntos), a continuación te dejamos algunas de las mejores propuestas para no caer en el aburrimiento y lograr que el tiempo que tengamos que pasar en nuestras casas se lleve de la manera más divertida y amena posible. 

Juegos divertidos para niños en casa

A continuación vamos a mostrarte un amplio listado de alternativas para divertirse en familia sin salir de casa. De esta manera, podrás enseñar a tus hijos a practicar desde los juegos tradicionales para niños típicos de tu infancia, hasta otro tipo de dinámicas más modernas. 

Coge papel y boli y apunta todos estos planes, ya que una vez que acabe el confinamiento no debemos dejar que caigan en el olvido. Recuerda que todos estos juegos divertidos para niños en casa también los puedes practicar durante los días de mal tiempo o cuando los pequeños se pongan enfermos y no podáis salir de casa para dar un paseo o ir al parque. 

1. La rayuela

Se trata de un juego bastante popular y divertido al que muchos de nosotros solíamos jugar con nuestros amigos durante el recreo del colegio. 

¿En qué consiste? 

Con ayuda de una tiza se dibuja en el suelo del patio una fila de cuadros (simples o dobles) numerados progresivamente del 1 al 10. El jugador deberá colocarse al inicio de la rayuela y tirar una piedra sobre los números del gráfico que se ha dibujado en el suelo. La casilla sobre la que caiga la piedra no se podrá pisar. Cuando el jugador inicie el juego, deberá saltar a la pata coja sobre los cuadros simples y a dos patas en los cuadros dobles hasta llegar al último cuadro. Deberá hacerlo sin caer al suelo o salirse de la casilla, ya que en ese caso se perdería el turno. 

El objetivo del juego es ir pasando la piedra de cuadrado en cuadrado hasta llegar al número 10, que será la meta. Ganará el primer jugador que llegue a la meta. 

Para jugar a la rayuela en tu casa sin manchar el suelo, te proponemos pintar las casillas sobre folios de papel y pegarlos con celofán al suelo. Para simular la piedra, podrás utilizar cualquier objeto blandito que tengas en casa como una pelota pequeña o una goma de borrar, por ejemplo. 

2. Disfraces

Puede que disfrazarse sea una de las actividades preferidas de los más pequeños de la casa. Y es que los niños están deseando que lleguen fiestas como Halloween o los carnavales para ponerse las vestimentas de sus personajes favoritos. 

En este sentido, una buena manera para divertirse durante estos días es proponer un día de disfraces temáticos para la familia. 

¿En qué consiste? 

Previamente, los miembros de la familia se deberán poner de acuerdo con la elección de temática de los disfraces, ya que toda la familia deberá tener una caracterización similar. Algunas ideas de disfraces podrían ser los siguientes: superhéroes, cantantes famosos, deportistas, personajes de película, etc.

Una vez se haya determinado la temática de los disfraces, la familia tendrá 30 minutos para echar un vistazo a su armario y elegir la ropa más propicia para preparar su disfraz. Una vez finalizado el tiempo, cada persona deberá salir de su habitación y llevar ese disfraz durante toda la tarde. 

Si quieres añadir un plus de diversión a este juego, puedes proponer a los más pequeños de la casa que también actúen como el personaje del que están disfrazados.

Al finalizar el día, la familia deberá votar cuál ha sido el disfraz más elaborado de todos. El ganador será quién decida la temática del próximo día de disfraces. 

3. El juego del tesoro

Este juego también suele ser uno de los preferidos de los niños, especialmente si va acompañado de una pequeña recompensa para aquel jugador que encuentre el tesoro. Aunque lo ideal es poder jugar a esta dinámica en un espacio al aire libre como un jardín o un patio, también podremos jugar dentro de casa. 

¿En qué consiste? 

Elegiremos un objeto de nuestra casa (puede ser una carta de una baraja, una llave antigua, el tapón de una botella, etc.) que nombraremos como “tesoro” y lo esconderemos bien en alguna zona de nuestra casa. 

El resto de jugadores estarán esperando en una habitación cerrada y sin que puedan ver nada de lo que ocurre en el exterior, hasta que hayamos escondido el tesoro. Una vez el tesoro esté oculto, avisaremos a los jugadores para que puedan comenzar con la búsqueda. 

Para que evitar que la casa quede hecha una leonera y los niños lo puedan descolocar todo, podemos establecer alguna norma de partida, como por ejemplo la siguiente: 

“Se penalizará con 30 segundos de parón a quien inspeccione el interior de los cajones.”

El jugador que encuentre el tesoro, recibirá una recompensa que puede ser elegir una película para ver en familia, tomar un par de onzas de chocolate, etc. 

4. Hacer papiroflexia

La papiroflexia es un arte que consiste en realizar distintos tipo de figuras a partir de papel que doblaremos y plegaremos. En la papiroflexia no es necesario utilizar ni tijeras ni pegamento, será suficiente con contar con papel y nuestras propias manos. 

Los objetos que podemos elaborar a través de la papiroflexia pueden ser de lo más ingeniosos como animales o flores. 

Aquí compartimos contigo algunas de las bonitas figuras que puedes realizar a través de estos prácticos tutoriales:  

5. Jugar a la goma

Este es otro de los juegos tradicionales más comunes de ver en los patios de los colegios. Para jugar a la goma tan sólo necesitaremos una goma elástica de unos 3-4 metros que debemos unir por los extremos. En caso de no tener una goma de esas características en casa, quizás puedas utilizar algún repuesto que guardes de la cuerda que utilizas para tender la ropa, por ejemplo. 

¿En qué consiste? 

Lo más común es que dos personas se coloquen la goma entre sus piernas y la estiren. El resto de jugadores serán los que salten la goma al ritmo de distintas canciones. El primer jugador realizará un ejercicio con sus pies y el resto de jugadores deberá repetirlo. Cuando alguien falle o se equivoque de movimiento, tendrá que sustituir a aquellos que se encuentren sujetándo la goma en ese momento.

Si sois pocos en casa, en lugar de que dos personas se queden sujetando la goma, podéis utilizar dos sillas sobre las que tendremos que poner algo de peso para evitar que se muevan. 

Algunos juegos que podéis practicar con la goma serán los siguientes: 

6. Decoración de camisetas

Contar con varias camisetas viejas será suficiente para organizar un concurso de diseño de moda en tu propia casa. A diferencia de otro tipo de juegos más instantáneos, este tipo de dinámicas relacionadas con las manualidades suele entretener a los niños durante más tiempo. 

¿En qué consiste? 

  1. Coge varias camisetas viejas que tengas en casa y que ya no utilices (preferiblemente de colores claros). 
  2. Reúne una caja con rotuladores y pinturas de diferentes colores. 
  3. Y deja que la creatividad de los niños fluya. 

Cada uno podrá pintar la camiseta que le toque de los tonos que desee y con el estilo le apetezca. Cuando todos los participantes hayan terminado de diseñar sus camisetas, podremos hacer un original y divertido desfile con las prendas resultantes. Por último, haremos una votación para elegir el diseño ganador y el artista que lo haya hecho recibirá un merecido premio. 

7. La peonza

Hace tan sólo un par de años, un juguete tan clásico y antiguo como la peonza volvió a estar de moda entre todos los niños. Tanto es así, que no había niño que no tuviera su peonza en el recreo del colegio. 

Ahora puede ser buen momento para rescatar este juguete y hacer alguna competición entre todos los miembros de la casa. ¿Quién será el que tenga más destreza a la hora de hacer rodar su peonza? ¡Hagan sus apuestas!

¿En qué consiste? 

Una peonza es un juguete de forma cónica con una punta metálica en su extremo. La peonza tiene una cuerda que enrollaremos a su alrededor y, posteriormente, la soltaremos. De esta manera, lanzaremos la peonza sobre el suelo con el objetivo de que empiece a rodar sobre la punta metálica. Ganará aquella persona cuya peonza ruede durante más tiempo. 

8. Chapas

Otro de lo juegos populares más característico de los 80 son las chapas. Para poder poner en práctica este juego, solo necesitarás reunir varios tapones o chapas de los botellines de bebidas. 

¿En qué consiste? 

Lo primero que habrá que hacer es dibujar un circuito en el suelo (puedes hacerlos sobre folios de papel) que posteriormente recorreremos con las chapas. Este circuito deberá tener una línea de salida y una meta. Procura que dibujar muchas curvas y hacerlo largo para que sea más divertido. Todos los participantes colocaran sus chapas en la línea de salida y, cuando llegue su turno, las moverán por el circuito a partir de golpecitos con la uña. Si algún jugador golpea su chapa demasiado fuerte y esta sale del circuito, deberá volver a empezar. 

Ganará el jugador que antes llegue a la línea de meta con su chapa. 

Además de hacer todo tipo de circuitos, también podremos idear campos de fútbol para jugar. De esta manera, las chapas simularán a la alineación de los jugadores durante un partido. Para ello, también necesitaremos hacer una pequeña bolita de papel, que será el balón. Además, ¡tenemos la posibilidad de personalizar nuestras chapas con los colores de nuestro equipo favorito y hacer competiciones entre equipos!

9. Pequeños chefs

¿Por qué no aprovechas esta ocasión en la que los niños se tienen que quedar en casa para hacer junto a ellos una sencilla receta? Será ideal que te decantes por una elaboración que no requiera la utilización de ningún tipo de cubierto cortante o el uso de fuego, pues puede ser algo peligroso para los más pequeños de la casa. 

En este sentido, los bizcochos pueden ser una receta bastante apropiada para preparar junto a ellos ya que podrán ayudarte a hacer tareas fáciles y amenas como mezclar los ingredientes, pesar las cantidades o batir los huevos, por ejemplo. Además, los ingredientes de los que se compone un bizcocho son muy comunes de encontrar en cualquier cocina.

Hay multitud de recetas de bizcochos de todos los sabores en Internet. Ahora sólo te queda seleccionar cuál es tu bizcocho favorito y comenzar con su preparación. 

10. El club de la comedia

¿A quién no le gusta escuchar chistes y reírse con ellos? Además, este tipo de actividades son muy apreciadas por los niños, que escuchan un chiste y no pueden evitar repetírselo a sus amigos del colegio, hermanos, padres…

¿En qué consiste? 

A lo largo del día, le daremos un tiempo a nuestros hijos para que busquen chistes graciosos o se inventen los suyos propios (una idea mucho más creativa). Les pediremos que vayan apuntando todos los chistes en un papel. Es importante que los apunten para que no se les vayan olvidando, pues por la tarde prepararemos una gala casera donde cada miembro de la familia contará los chistes que haya preparado durante el día. 

Tras la gala, habrá una votación de todos los cómicos que hayan participado, y estos serán los que decidan cuál ha sido el chiste ganador del día. 


Además de estas 10 ideas, también puedes realizar otros juegos como un karaoke casero, carreras de canicas, el juego de las sillas, la gallinita ciega, hacer torres con cartas de una baraja… las opciones para poner en práctica juegos divertidos para niños en casa son de lo más diversas y hay dinámicas para todos los gustos. 

Si te han gustado varias de nuestras propuestas, te invitamos a que practiques junto a tus hijos una diferente cada día. De esta manera, estamos seguros de que no caeréis en el aburrimiento y pasaréis unos días divertidos en familia.

Conoce estos tipos de lechugas para hacer ensaladas perfectas

Los mejores documentales sobre la naturaleza y medio ambiente para ver en casa