in

Mascarilla de aloe vera casera para cuidado facial

Hidratar, limpiar, rejuvenecer y eliminar impurezas. Estos son algunos de los beneficios del aloe vera para la cara. Profundizamos en estos beneficios y te damos 6 recetas caseras de mascarilla de aloe vera.

Es, seguramente, una de las plantas más conocidas para cuidar la piel. Y no solo para calmar la piel cuando esta se quema o para minimizar las cicatrices, el aloe vera también es perfecto para el cuidado rutinario de la piel. 

Hoy te contamos las razones de hacerlo y te explicamos cómo hacer mascarillas caseras con aloe vera, cinco en concreto, a las que vamos a añadir otros ingredientes complementarios, de manera que puedas cuidar la piel de tu cara de manera natural. 

Beneficios del aloe vera para el cuidado facial

La planta de aloe vera, compuesta por un 95% de agua, guarda en su interior uno de los secretos mejor guardados: un gel con propiedades perfectas para el cuidado natural de la piel, independientemente del tipo de piel que tengas o de la edad.

Estas son los principales beneficios del aloe vera:

Guia Sostenibilidad
  • Hidratante: es su característica más conocida. Esta es la razón por la que se suele emplear para hidratar las pieles secas o que se recomienda aplicar tras tomar el sol en verano. Además, gracias a esta propiedad, las pieles secas tienen mayor capacidad de retención de agua, manteniéndola durante más tiempo hidratada.
  • Antioxidante: lo que permite que la piel se regenere de manera natural y más rápida que con otros productos. La piel estará más rejuvenecida y las arrugas se reducen.
  • Cicatrizante: unido al punto anterior, las propiedades antioxidantes e hidratantes hacen de esta planta un producto perfecto para que las cicatrices cierren mejor y también para reducir su visibilidad. En el caso de las pieles con acné, esto también permite que la piel se limpie antes.
  • Piel más luminosa: gracias al aporte de vitamina E y C que, a su vez, ayudan a reducir las manchas de la piel y protegen a la misma de los rayos del sol. 
  • Calma las pieles irritadas: y lo hace de manera inmediata, dejando una sensación de frescor y suavidad.

Mascarilla de aloe vera casera: 6 tipos diferentes

Todas las mascarillas que te vamos a dar a continuación cuentan con el aloe vera como ingrediente principal, pero varían en los productos que acompañan a esta planta. 

Todas están pensadas para que una persona las pueda utilizar en su rutina de belleza y aplicarlas una o dos veces por semana, para reforzar los efectos del resto de productos de dicha rutina.

1. MASCARILLA DE ALOE VERA Y YOGUR

Para elaborarla necesitas: 1 cucharada sopera de gel de aloe vera y un yogur natural. Una vez tengas los dos ingredientes, solo tienes que mezclarlas bien, introducirla en un tarro de cristal limpio si no la vas a utilizar en el momento. Aguanta de 3 a 5 días, si está bien conservada. 

2. MASCARILLA DE ALOE VERA Y PEPINO

Esta mascarilla es perfecta para calmar las pieles irritadas o que necesitan de una hidratación extra. Para elaborarla solo necesitas: 1 cucharada sopera de gel de aloe vera y 2 cucharadas de pulpa de pepino.

El primer paso para elaborar esta mascarilla es sacar las pepitas del pepino y molerlas. Una vez lista la pasta de pulpa de pepino, solo tienes que mezclarla con el yogur y aplicar o conservar en tarro de cristal en el frigorífico. Aguanta de 3 a 5 días, si está bien conservada. 

3. MASCARILLA DE ALOE VERA Y AZÚCAR MORENO

Su objetivo es ayudarte a exfoliar la piel, pero hacerlo sin dañar la misma. Para elaborarla necesitas: 1 cucharada sopera de gel de aloe vera y otra de azúcar morena. 

Cuando tengas los dos ingredientes, mezclas bien y aplicas en la cara o conservas en un tarro de cristal en la nevera. Aguanta de 3 a 5 días, si está bien conservada. 

4. MASCARILLA DE ALOE VERA Y LIMÓN

Perfecta para hacer una limpieza natural y respetuosa, con el objetivo de eliminar granos, puntos negros y revitalizar la piel, devolviéndole la luminosidad en caso de exceso de grasa.

Para elaborarla necesitas 1 cucharada de gel de aloe vera y el zumo de medio limón. Mezcla bien ambos productos y aplica sobre la piel. 

Si quieres que el efecto de frescor sea mayor, puedes dejar primero esta mascarilla en la nevera, en un tarro de cristal (durante 3 o 4 horas) y, posteriormente, aplicar el aloe vera en la cara. 

5. MASCARILLA DE ALOE VERA Y MIEL

Pensada para aquellas personas que necesitan purificar la piel. Ayuda a calmarla, a hidratarla y también a reducir las consecuencias del acné. 

En este caso vas a necesitar 1 cucharada de gel de aloe vera y otra de miel pura. Una vez la tengas, mezclas bien, bien los productos y aplicas sobre la piel o si no te la vas a poner inmediatamente, puedes conservarla en un tarro de cristal, en el frigorífico. Aguanta de 3 a 5 días, si está bien conservada. 

6. MASCARILLA DE ALOE VERA Y ACEITE DE ALMENDRAS

En este caso vamos a hacer una mascarilla algo más espesa, ya que vamos a utilizar también plátano. En concreto, necesitas 1 cucharada de gel de aloe vera y otra de aceite de almendras, más medio plátano maduro.

Para elaborarla, machaca bien el plátano y, después, mezcla bien con los otros dos ingredientes. Aplicarla en tu cara te ayudará a mantener muy hidratada tu piel. Es perfecta para pieles secas.

Algunos apuntes a tener en cuenta sobre el aloe vera en la piel

Estas cremas son naturales y, a priori, no tienen efectos secundarios, pero para evitar que tengas problemas: 

  • Aplica un poquito de la mascarilla en una zona de la cara que sea poco visible, deja actuar durante 5 minutos y si no notas nada, sigue con el resto del rostro.
  • Antes de aplicarla, asegúrate que la piel esté bien limpia y húmeda.
  • Déjalas actuar durante 20 minutos y, después, aclara con agua tibia abundante y sécala con una toalla suave.

El mejor momento para aplicar la mascarilla casera de aloe vera sobre tu rostro es por la noche. Puedes hacerlo cada dos o tres días.

Aprende cómo hacer conserva de tomate. Entero, triturado o tomate frito

¿Qué es una smart city? Descúbrelo con estos ejemplos