in

Las mejores actividades para realizar en familia

Realizar actividades en familia no solo es beneficioso para los más pequeños, sino también para la propia estabilidad emocional del vínculo. Hoy te proponemos algunas que puedes hacer en diferentes épocas del año y en diferentes etapas de la vida de tus hijos e hijas. No es lo que haces, sino cómo lo haces. No es lo que dices, sino cómo lo dices. No es dónde lo haces, sino con quién lo haces. Y todo esto, hace que vayamos sumando recuerdos en nuestra memoria, que son los que marcan también nuestra forma de ser y de sentir. 

Por eso, hacer actividades en familia desde que los niños y niñas son pequeños, pasando así tiempo de calidad con ellos, les ayudará a fomentar en ellos ciertos valores y desarrollar una manera de ser y de percibir la vida, diferente a si ese tiempo que tenemos, lo pasamos, por ejemplo, pegados a una pantalla o alejados, aunque estemos en la misma estancia. 

Hoy hablamos de los beneficios de hacer actividades en familia, así como de cuáles son las mejores para que las puedas hacer en cualquier época del año e independientemente de la edad, porque las podrás adaptar.

Beneficios de hacer actividades en familia

Según coinciden en señalar diferentes profesionales de la psicología infantil, hacer actividades en familia aporta a los menores, los siguientes beneficios: 

  • Mayor autoestima y seguridad en ellos mismos, porque se sienten acompañados y con un apego seguro. 
  • Mejores relaciones con terceros: derivados de la seguridad antes mencionada y de que realizan actividades que les estimulan para que esa habilidad blanda se desarrolle de manera más activa en ellos. 
  • Tienen menos estrés: porque liberan aquello que se lo pueda producir, mientras realizan esas actividades en familia. 
  • Mejora el rendimiento académico: porque son niños más seguros, con menos estrés y con carencias afectivas cubiertas, sabiendo que si tienen problemas a la hora de estudiar, su familia va a esta para apoyarle.

Todo ello sin olvidar que se mejora la relación interna de la familia que es, sin duda, uno de los grandes beneficios de realizar estas actividades. 

6 tipos de actividades en familia

actividades familia

Comencemos por aquellas actividades que, porque el tiempo no acompaña o porque la situación así lo requiere, es necesario que se hagan a cubierto o en casa.

  • Cocinar en familia: desde muy pequeños los niños y niñas pueden cocinar con sus progenitores, aprendiendo así habilidades motrices, pero también de inteligencia, desarrollo matemático, conocen mejor los alimentos e, incluso, serán más propensos a alimentarse de manera saludable y variada. IMPORTANTE: cuando los niños son pequeños, van a necesitar experimentar, por lo que es normal que se manchen, que tiren cosas o que vayan muy despacio. Adapta la actividad a su edad y, sobre todo, piensa en hacerla con calma. 
  • Juegos de mesa: a ser posible, juegos que sean más cooperativos que competitivos, especialmente cuando son más pequeños. Juegos que nos permitirán pasar tiempo de calidad con ellos, pero también que desarrollen la lógica, valores como compartir, mejoren su vocabulario, etc. IMPORTANTE: puede que, si pierden, se enfaden. Acompaña esa frustración desde la calma.
  • Películas en familia: que tengan valores, que sean divertidas o que les muestren la realidad de la vida. IMPORTANTE: intentar decidir la película en familia, para que se practique la importancia de la toma de decisiones en grupo; tratar los temas antes y después de ver la película y, sobre todo, verla en un ambiente distendido y acorde.

Estas son excelentes actividades para hacer en interior, pero cuando hace buen tiempo, también podemos: 

  • Hacer escapadas en familia: a los niños les encantan este tipo de propuestas, porque son como una pequeña aventura. IMPORTANTE: Siempre que puedas, hazles partícipes de la decisión del destino o de las actividades que vayáis a hacer. Esto reforzará su autoestima y les hará sentirse importantes. 
  • Senderismo en familia: visitar la naturaleza en familia, siempre es un buen plan. Es una manera de evadirse de la rutina diaria, de apostar por la salud de todos los miembros y de conocer la fauna y flora que nos rodeas. IMPORTANTE: adapta las rutas a la edad de los peques.
  • Actividad solidaria en familia: es cierto que esta actividad es esencial hacerla cuando ya pueden entender lo que se va a hacer y antes de llevarla a cabo, explicar bien al niño o niña cuál va a ser la actividad, el motivo por el que se hace, la importancia de que lo haga y, sobre todo, reforzarle en el momento de llevarla a cabo, además de comentarla, una vez hayáis terminado. Pregúntale cómo se ha sentido y, seguramente, la respuesta te sorprenderá, pero para bien. 

Hay muchas más actividades que puedes hacer en familia como visitar museos, zoos, parques acuáticos o de atracciones, ir a la playa, a la piscina o a hacer cualquier otro tipo de deporte, pero lo más importante es que cuando lo vayáis a realizar, estéis, de verdad, pensando y disfrutando de ese momento. 

¡Ese será el mejor regalo y la mejor experiencia en familia!

Retención de líquidos, ¿cómo eliminarla de forma natural?