in

Descubre todos los parques nacionales en España

El 8 de diciembre de 1916 se aprobaba en España la primera Ley de Parques Nacionales. La ley nació con el objetivo de conservar y proteger ciertas zonas naturales singulares del territorio del país, consideradas de gran valor medioambiental. Dos años más tarde, en 1918, se incluía el parque nacional de los Picos de Europa como el primero de una red de zonas protegidas que en la actualidad cuenta con hasta 16 referencias repartidas por toda la geografía Española. En 2021 se añadió la última de ellas hasta la fecha, con la adición del parque nacional de la Sierra de las Nieves a esta extensa lista de espacios naturales protegidos. Con ella, el área de superficie cubierta por la Red de Parques Nacionales de España aumentaba hasta superar las 400 000 hectáreas, lo que representa algo más del 0,8 % de la superficie total del país.

El principal objetivo de estas zonas de protección especial es el de preservar y proteger el patrimonio natural del país, ofreciendo un marco legal específico que asegure su conservación. Así, estos espacios se rigen en base a una filosofía de “no intervención” en el libre transcurso de los procesos naturales, respetando la vida en los ecosistemas naturales y las interacciones entre los diferentes seres vivos que componen la flora y la fauna de estos parques. Pero también se compatibiliza esta labor de protección de las zonas naturales con el disfrute por parte de la ciudadanía de estos espacios. O con labores tan importantes como la investigación científica y la generación de conocimiento sobre los diferentes ecosistemas de nuestro país y sobre las especies que los habitan. 

A continuación, descubrimos los 16 parques nacionales con los que tenemos la suerte de contar en España.

Los 16 parques nacionales de España

1. Parque Nacional Marítimo-Terrestre de las Islas Atlánticas de Galicia

Las Islas Cíes – Wikimedia Commons

Incluido en 2002 en la Red de Parques Nacionales, este parque comprende unas 1194 hectáreas de superficie terrestre y otras 7285 hectáreas marinas. Incluye al archipiélago de las Islas Cíes y las islas de Ons, Sálvora y Cortegada, extendiéndose desde la ría de Vigo hasta la ría de Arousa. El parque de las Islas Atlánticas se caracteriza por su magnífico paisaje marino, por sus zonas acantiladas y por sus playas. También por la riqueza ecológica de sus fondos marinos, en los que viven más de 200 especies diferentes de algas y otras muchas de peces, moluscos y aves. Es el único parque nacional de la comunidad de Galicia.

2. Parque Nacional de los Picos de Europa

El Naranjo de Bulnes desde el Pozo de La Oración en Cabrales (Asturias, España) – Wikipedia

Como ya adelantamos, el de los Picos de Europa fue el primer parque nacional que inauguró esta lista, nada menos que en el año 1918. Cuenta con más de 67 000 hectáreas de superficie que se reparten entre Asturias, Cantabria y León. Se caracteriza por sus ecosistemas de bosque de tipo atlántico y por albergar una de las más grandes formaciones calizas de Europa. Es uno de los parques nacionales más visitados del país y el pico del Naranjo de Bulnes es uno de sus mayores reclamos.

3. Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

Valle de Ordesa – Wikipedia

Un poco más al este, en Aragón, encontramos el parque nacional de Ordesa y Monte Perdido, en pleno Pirineo oscense. Se trata del segundo parque nacional más antiguo de España, creado también en 1918 como “Valle de Ordesa”, aunque fue en 1982 cuando recibió su actual denominación, tras una extensa ampliación. A día de hoy, el parque tiene una extensión de 15 608 hectáreas. En 1997 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El quebrantahuesos es una de las especies más representativas de este parque, que también está catalogado como Zona de Especial Protección para las Aves.

4. Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici

Vista de la montaña de Els Encantats – Wikipedia

En tierras catalanas, en la provincia de Lleida, encontramos este parque natural que cuenta con 14 119 hectáreas y que se incluyó en la Red de Parques Nacionales en el año 1955. Su principal atractivo es la espectacularidad y riqueza del paisaje natural, con más de 200 lagos o estanys; bosques de fresnos, hayas, robles y avellanos; zonas de meandros de montaña y escarpados riscos. Una tierra donde aún pueden observarse urogallos, águilas reales o buitres leonados.

5. Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama

Vista del circo de Peñalara – Wikipedia

El de la Sierra de Guadarrama es el segundo parque natural más visitado en España, con casi 3 millones de viajeros cada año. Este parque protege una extensión natural de unas 33 960 hectáreas que se reparten entre las provincias de Madrid y Segovia y fue incluido en la lista de parques naturales del país en el año 2013. Las formaciones graníticas de La Pedriza o el pico de Peñalara son algunas de las zonas más características de este parque nacional. Entre su fauna destacan el Lobo ibérico, el águila imperial, el buitre negro, el jabalí o el tejón.

6. Parque Nacional de Monfragüe

Salto del Gitano – Wikipedia

En Extremadura, en la provincia de Cáceres, encontramos el parque nacional de Monfragüe, incluido en la lista de parques nacionales españoles en el año 2007. Con 18 396 hectáreas protegidas, el territorio natural del parque Monfragüe se encuentra vertebrado de manera fundamental por el paso del río Tajo, que se abre paso entre grandes extensiones de dehesa y montes bajos. Catalogado como Reserva de la Biosfera y como zona ZEPA, el de Monfragüe es uno de los parques nacionales de visita obligada para los amantes de la ornitología. En el es fácil contemplar grandes poblaciones de buitres leonados, buitres negros, águilas imperiales, águilas reales, búhos reales, alimoches y por su puesto, también cigüeñas y hasta cigüeñas negras. 

7. Parque Nacional de Cabañeros

Paisaje del Parque Nacional de Cabañeros – Wikipedia

Continuamos con el parque nacional de Cabañeros, que cuenta con 40 856 hectáreas de superficie natural protegida, que se reparte entre las provincias castellanomanchegas de Toledo y Ciudad Real. Cabañeros fue declarado parque nacional en el año 1995 y es uno de los paisajes nacionales que mejor representa el bosque mediterráneo en España. También encontramos aquí zonas de raña, de dehesa y de monte, con los Montes de Toledo como estructura montañosa más característica en la zona. Entre su fauna, destacan algunas especies en peligro de extinción, como el águila imperial o la cigüeña negra.

8. Parque Nacional de las Tablas de Daimiel

Embarcadero en la Tablas de Daimiel – Wikipedia

El de las Tablas de Daimiel es el otro parque nacional que podemos encontrar en Castilla-La Mancha, también en la provincia de Ciudad Real. Cuenta con una superficie relativamente pequeña, de tan solo 3030 hectáreas, y se incluyó dentro de la Red de Parques Nacionales en el año 1973. Se caracteriza por ser una zona de humedal de las pocas que pueden contemplarse a día de hoy en Europa. Y, de hecho, su conservación está constantemente amenazada por la sobreexplotación de los acuíferos de la zona. Un hecho por los que la Comisión Europea abrió expediente a nuestro país en 2009. Además de por su peculiar paisaje, el parque nacional de las Tablas de Daimiel tiene una gran importancia ecológica por lo ser el hábitat natural y refugio migratorio de cientos de especies de aves acuáticas y pescadoras, como todo tipo de ánades y ánsares, garzas

9. Parque Nacional Marítimo – Terrestre del Archipiélago de Cabrera

Far de n’ Enciola – Wikipedia

Un poco más al este, en las Islas Baleares, encontramos el parque nacional del Archipiélago de Cabrera, que obtuvo esta catalogación en el año 1991 y que multiplicó su extensión por ocho en el año 2019. Se trata de un paisaje marítimo-terrestre especialmente interesante desde el punto de vista ecológico dado su alto nivel de aislamiento a lo largo de los años, lo que ha propiciado que llegue a nuestros días en un envidiable estado de conservación. Con una superficie de más de 90 800 hectáreas, es hogar de cientos de especies marinas, entre aves, peces, moluscos, crustáceos y otros animales. Entre ellas, destacan la foca monje del Mediterráneo, la lagartija balear, el cormorán moñudo o la pardela balear.

10. Parque Nacional de Doñana

Parque nacional y natural de Doñana – Wikipedia

Continuamos nuestro recorrido hacia el sur, en el parque nacional de Doñana, ubicado en tierras andaluzas, entre las provincias de Cádiz, Huelva y Sevilla. Cuenta con una extensión de 122 487 hectáreas y fue declarado parque nacional en el año 1969. Se trata de una zona de especial interés por ser refugio migratorio de gran cantidad de aves, reuniendo en la época invernal a más de 200 000 ejemplares de diferentes especies. Destacan en Doñana los paisajes de marismas, un ecosistema húmedo especialmente prolífico para la vida de especies vegetales y animales de todo tipo. 

11. Parque Nacional de la Sierra de las Nieves

Sierra de las Nieves – Wikipedia

Cerca de Doñana, algo más al este, se encuentra el parque nacional de Sierra de las Nieves, el más reciente de los parques nacionales españoles, incorporado a esta selecta lista en el año 2021. Se trata de una extensión de cerca de 23 000 hectáreas de terrenos naturales que se reparten por la provincia de Málaga. Destacan en el parque de Sierra de las Nieves los paisajes de bosques de pinsapos (Abies pinsapo), una especie de coníferas endémicas de esta zona, de origen particularmente antiguo.

12. Parque Nacional de Sierra Nevada

Estación de esquí de Sierra Nevada – Wikipedia

Y un poco más al este todavía, recalamos en el parque nacional de Sierra Nevada, el tercero de los parques nacionales andaluces de esta lista. Incluido en este club en el año 1999, cuenta con una extensión superior a las 86 000 hectáreas y es uno de los más visitados cada año. Su extensión se reparte entre las provincias de Almería y Granada. Destacan en este parque natural atractivos naturales como algunas de las cumbres más altas de la península Ibérica, como el Mulhacén o el pico Veleta. Zonas de alta montaña en las que la cabra montesa es la especie animal más característica.

13. Parque Nacional de la Caldera de Taburiente

Caldera de Taburiente, La Palma – Wikipedia

Nos desplazamos un poco más hacia el sur en nuestro recorrido para visitar los nada menos que cuatro parques nacionales que reúne la comunidad autónoma de Canarias. Comenzamos en el parque nacional de la Caldera de Taburiente, en la isla de La Palma, en la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Con una superficie de 4690 hectáreas, la Caldera de Taburiente fue declarada parque nacional en el año 1954. Como no podía ser de otra manera, destacan en este parque natural las formaciones montañosas de origen volcánico que inspiran su nombre, formando una especie de círculo de picos escarpados en el que encontramos desniveles de hasta 2000 metros de altura. Un paisaje natural en el que abundan especies endémicas como el murciélago orejudo canario, el cernícalo, la paloma bravía o el herrerillo. 

14. Parque Nacional de Garajonay

Parque nacional de Garajonay – Wikipedia

Descendiendo en dirección sureste encontramos el parque nacional de Garajonay, también en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, en la isla de La Gomera. Con 3984 hectáreas, el espacio natural de Garajonay fue incorporado a la Red de Parques Nacionales españoles en el año 1981 y en 1986 la UNESCO lo declaró Patrimonio de la Humanidad. Su paisaje se caracteriza por la predominancia del Monteverde canario, en el que confluyen hasta 50 especies arbóreas diferentes. 

15. Parque Nacional del Teide

Teide Canadas – Wikipedia

Continuando hacia el este recalamos ahora en el parque nacional del Teide, en la isla de Tenerife, perteneciente también a la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Se trata del parque nacional más extenso de las islas Canarias, con 18 990 hectáreas, y también es el más antiguo de los cuatro, ingresando en la Red de Parques Nacionales en el año 1954. Además, es el parque nacional por el que más personas pasan cada año de todo el país y de Europa, recibiendo más de 4 millones de visitantes anuales. Como es lógico, su principal atractivo es el imponente pico Teide, que con sus 3715 metros de altura constituye la cima del territorio español.    

16. Parque Nacional de Timanfaya

Timanfaya – Wikipedia

Y cerramos nuestro recorrido por los 16 parques nacionales de España en la isla de Lanzarote, en la provincia canaria de Las Palmas, donde se despliegan las 5107 hectáreas que componen el territorio natural del parque nacional de Timanfaya. Este parque se añadió a la lista en el año 1974 y destacan en él los exóticos paisajes volcánicos. No en vano, en la zona podemos encontrar hasta 25 volcanes, algunos de los cuales presentan aún un cierto nivel de actividad. Un paisaje árido y aparentemente inhóspito en el que habitan, sin embargo, algunas especies animales autóctonas, como la musaraña canaria o el lagarto de Haría. 

¿Qué es una dieta plant based y por qué debemos probarla?