in

Qué es la pintura ecológica y cómo identificarla

La creciente concienciación general sobre la importancia de los grandes problemas medioambientales de la actualidad no resulta ajena a sectores tan contaminantes como el de la construcción, la industria del mueble, la industria de la automoción y otros tantos que emplean de manera extensiva el uso de pinturas, barnices y otras soluciones de acabado para sus productos. Este tipo de sustancias resultan no solo especialmente tóxicas y contaminantes una vez que alcanzan los entornos naturales, sino que también suponen una grave amenaza que puede resultar muy nociva para la salud de las personas. 

Por ello, hoy vamos a hablar de la alternativa sostenible a este tipo de productos: la pintura ecológica. En este artículo, vamos a descubrir qué es esto de la pintura ecológica, cuáles son sus grandes ventajas con respecto a la pintura sintética convencional y qué tipo de ingredientes se suelen incorporar en la elaboración de las pinturas ecológicas. Y por último, veremos también en qué debemos fijarnos para aprender a identificar si una pintura es ecológica o no. 

Qué es la pintura ecológica

La pintura ecológica es aquella pintura que ha sido diseñada y elaborada teniendo en cuenta criterios de sostenibilidad medioambiental. De esta manera, la producción, comercialización, uso y desecho de este tipo de pintura resultan mucho más respetuosos para la naturaleza y tienen un impacto menor en el medioambiente que el producido por las pinturas convencionales. 

Se trata de una opción de acabado más seguro para nuestra salud y para el medioambiente. Ideal para dar color a las paredes y otras partes de nuestro hogar, a nuestros muebles o a nuestros proyectos de bricolaje y reutilización; pero sin acarrear muchos de los perjuicios que trae consigo el uso de las pinturas sintéticas elaboradas a base de químicos artificiales, productos derivados del petróleo y otros componentes tóxicos. En el caso de las pinturas ecológicas, por el contrario, los ingredientes empleados para su producción, como vamos a ver a continuación, son principalmente sustancias naturales de origen vegetal o minerales que podemos encontrar en forma estable en la naturaleza. 

Cuáles son los principales ingredientes de las pinturas ecológicas

La pintura ecológica se produce para ser más respetuosa con la naturaleza y con la salud de las personas y del resto de seres vivos. Por ello, para su elaboración se emplean únicamente compuestos de origen vegetal o animal que se pueden obtener de manera natural. 

En la actualidad, la demanda creciente de este tipo de pinturas ecológicas ha permitido la proliferación de cada vez más pinturas de este tipo, por lo que su composición puede ser muy diversa. En cualquier caso y de manera general, los principales ingredientes que encontraremos con mayor frecuencia en la elaboración de pinturas ecológicas serán estos: 

  • Resinas naturales.
  • Colas.
  • Ceras vegetales.
  • Compuestos del almidón.
  • Aceites naturales.
  • Bases al agua.
  • Látex.
  • Polímeros acrílicos solubles en agua.
  • Cal.

Las grandes ventajas de usar pintura ecológica

1. Es mejor para la salud. 

Las pinturas ecológicas no contienen compuestos orgánicos volátiles o reducen enormemente su uso. Tampoco incorporan metales pesados como el mercurio, el cromo o el cadmio —a diferencia de muchas de las pinturas sintéticas— por lo que su uso es mucho más respetuoso para la salud de las personas. Así, las pinturas ecológicas son mucho menos agresivas, tanto en el momento de su aplicación, como en el uso cotidiano de los espacios y objetos que pintamos con ellas.

2. Son más respetuosas con el medioambiente. 

Al no emplear compuestos tóxicos ni químicos sintéticos, las pinturas ecológicas resultan mucho más sostenibles, ya que al ser liberadas en los entornos naturales sus componentes son biodegradados rápidamente, generando un impacto ecológico mucho más liviano que en el caso de las pinturas sintéticas convencionales. 

3. No son inflamables. 

La mayoría de las pinturas ecológicas suelen emplear el agua como disolvente base y, además, no incorporan compuestos químicos inflamables entre sus ingredientes. Por ello, su aplicación es más segura y, una vez aplicadas y en caso de incendio, estas pinturas no contribuyen a propagar el fuego.  

4. Evita la fijación del polvo durante más tiempo. 

Al no emplear químicos y otros compuestos ionizantes, las pinturas ecológicas no atraen las motas de polvo que flotan en el aire, por lo que su acumulación en las superficies pintadas con pintura ecológica es más lenta y complicada. 

5. Previene contra las humedades. 

Las pinturas ecológicas son generalmente más permeables que sus análogas sintéticas, por lo que dejan pasar el agua a su través, evitando las acumulaciones de humedad en la superficie. De esta manera, el uso de este tipo de pinturas ecológicas nos ayuda a prevenir la aparición de humedades en nuestro hogar y en nuestros muebles. Y con ello, prevenimos también otros inconvenientes que tienen su origen en la acumulación de humedad, como pueden ser deformaciones y desperfectos en la pared, la aparición de hongos y moho, malos olores, etc. 

6. Mejoran la calidad del aire, propiciando un ambiente más saludable. 

Al aumentar la transpirabilidad de los espacios y evitar la humedad, las pinturas ecológicas no solo protegen nuestras paredes, muebles y otros objetos, sino que también hacen del aire del interior de la vivienda un aire mucho más saludable, ayudando a reducir los efectos de alergias y otras afecciones relacionadas con el aparato respiratorio. 

7. No producen malos olores ni desprenden vapores tóxicos. 

Cuando pintamos nuestra casa, nuestros proyectos de bricolaje u otros objetos, la pintura y los barnices a menudo desprenden olores irrespirables, producto de compuestos tóxicos como el formaldehído o las cetonas. Con las pinturas ecológicas no tenemos este problema al carecer su composición de este tipo de compuestos nocivos. 

Cómo saber si una pintura es pintura ecológica

Para terminar, a la hora de saber si una pintura es ecológica o no, lo mejor que podemos hacer es consultar la lista de sus ingredientes en el etiquetado del producto e investigar sobre cada uno de ellos para conocerlos en profundidad y poder decidir sobre la idoneidad de su uso. 

Pero si queremos hacerlo más fácil, también podemos buscar en estas pinturas algunos sellos oficiales que certifiquen su producción ecológica, como los que pueden incorporar los productos de acabado ecológico que se comercializan dentro de la Unión Europea. Algunas de las certificaciones de este tipo más comunes son la etiqueta Cradle to Cradle Certified CM o la Etiqueta Ecológica Europea.

¿Qué es la cosmética sólida y por qué deberías pasarte a los productos en pastilla?