in

10 plantas de interior resistentes que requieren poca luz

Te encantan las plantas y quieres emplearlas para dar un toque verde en las estancias interiores de tu vivienda pero, a pesar de que intentas regarlas periódicamente y cuidarlas con todo tu esmero, no logras que sobrevivan más de un corto plazo de tiempo. ¿Te identificas en esta afirmación? Si te ocurre esto, no te preocupes porque puede que no sea tu culpa y que el quid de la cuestión esté en que todavía no hayas identificado qué plantas de interior son las más adecuadas para sobrevivir en tu hogar. 

A continuación hacemos un repaso por algunas de las plantas de interior más resistentes a la poca luz, ideales para aportar a tus espacios un ambiente más natural y lleno de vida.

Las plantas más resistentes al frío y calor para el exterior

Plantas de interior resistentes a la poca luz

Si quieres decorar el interior de tu hogar con plantas, pero no dispones de una vivienda demasiado luminosa, estas plantas de interior resistentes serán la solución para que consigas crear un ambiente silvestre único en tu casa, sin necesidad de ser un experto jardinero.

Palmera de Salón

[Chamaedorea Elegans]

Originaria de las regiones de Centroamérica, esta especie de palmera es ideal para el interior de nuestro hogar, ya que una exposición directa al sol provoca que sus hojas se quemen y adquieran un color amarillento. En el caso de que decidamos colocar esta planta en el exterior, tendremos que ubicarla a la sombra, para que no se estropee. 

De largas hojas de forma pinnada, que a menudo llegan a alcanzar los 2 m de altura, esta planta de tallo único es muy resistente a las bajas temperaturas, hasta -3ºC. Dado su origen tropical, conviene que la tierra de su maceta esté siempre húmeda. Por ello, debemos regarla unas 2-3 veces por semana. 

Poto

[Epipremnum Pinnatum]

También conocida como potos o photos, es una de las plantas estrella para el interior del hogar. Esta planta trepadora es perfecta para colocar en macetas altas o jardines verticales, ya que sus hojas tenderán a colgar sobre las superficies aportando un bonito estilo silvestre a nuestras estancias.

Otras de las características del poto es que no necesita la luz directa y requiere un riego moderado -de aproximadamente 1 vez por semana- para evitar que la tierra tenga un exceso de humedad y la planta termine encharcándose. Además, sus hojas son perennes y podemos encontrarlas en un amplio abanico de tonalidades verdosas. Perfecta para estar en ambientes de aproximadamente 21ºC, esta planta soporta unas temperaturas mínimas de hasta 3ºC.

Menta

[Mentha Piperita]

La menta es una planta aromática que podemos tener en el interior de nuestra vivienda, por ejemplo, en la zona de la cocina, una ubicación que nos vendrá fenomenal a la hora de utilizar sus hojas para aromatizar los platos que cocinemos.

Aunque la menta no es una planta que necesite excesiva luz del sol, si queremos que sobreviva en perfectas condiciones durante el mayor tiempo posible, es conveniente que coloquemos el macetero de menta cerca de la ventana para que la planta pueda recibir algo de luz. Para potenciar el crecimiento de nuevas hojas de menta, podemos arrancar algunas hojas superficiales de vez en cuando. 

Esta planta requiere un riego medio -especialmente en la temporada de crecimiento: primavera y verano-, ya que su tierra debe estar siempre húmeda.

Cinta o cintas

[Chlorophytum Comosum]

Originaria de Sudáfrica, la cinta, también conocida por el nombre común de Malamadre o Lazo de Amor, se caracteriza por poseer una elegante hoja alargada de color verde con una traza blanca en la mitad. Estamos ante una planta de hoja perenne, de la familia de las liliáceas, que suele alcanzar los 20-30 cm. 

Esta planta es perfecta para el interior del hogar, ya que se adapta a las condiciones más dificultosas de luz y temperatura. Es recomendable regar esta planta de manera moderada, dependiendo de la época del año en la que nos encontremos. En este sentido, regaremos la cinta 2 veces por semana en primavera y verano y 1 vez cada 10 días en invierno, siempre procurando no encharcarla. 

Costilla de Adán

[Monstera Deliciosa]

Se trata de una planta de interior, muy fácil de ciudar, que se caracteriza por tener unas hojas grandes de color verde oscuro muy intenso, cuya forma entrecortada recuerda a la de una costilla, de ahí su nombre común: Costilla de Adán. 

Aunque no es una planta que necesite la luz directa de los rayos de sol, sí que será conveniente que la coloquemos en el lugar más luminoso de nuestra vivienda para que reciba luz indirecta. La Costilla de Adán tampoco requiere un riego continuado, ya que aguanta muy bien la sequía. Por ello, antes de regarla, es recomendable comprobar que la tierra está seca. Se trata de una planta perfecta para los climas templados, que no debe exponerse por debajo de los 0ºC.

Lengua de Suegra

[Dracaena trifasciata]

Originaria de África, esta planta de interior ayuda a purificar el aire de nuestro hogar gracias a que transforma el CO2 en O2, en mayor proporción que otras plantas. 

También conocida como Lengua de Vaca o Espada de San Jorge, esta planta de hojas largas con extremos amarillentos y acabados en punta es perfecta para ambientar cualquier espacio interior ya sea tu vivienda, oficina, local comercial… gracias a los pocos cuidados que necesita. Y es que la Lengua de Suegra tolera un amplio abanico de temperaturas (entre 40ºC y -5ºC), excepto heladas o nieve. Además, tan sólo necesita que la reguemos unas 2-3 veces al mes. También cabe destacar que esta planta también se adapta sin problemas tanto a ambientes húmedos como secos. 

En cuanto a la luz, aunque se puede adaptar a casi cualquier tipo de iluminación, colocarla en los lugares con más luz de nuestro hogar ayudará a que florezca mejor. 

Aspidistra

[Aspidistra elatior]

Muy común en los patios y portales gracias a su buena resistencia y los pocos cuidados que necesita, es la alternativa perfecta para aquellos que dicen tener mala mano con las plantas. 

Es conveniente colocar la aspidistra en lugares con sombra o poca luz directa, ya que el sol excesivo tiende a quemar sus hojas y a estropearlas con facilidad. Sus hojas son de color verde oscuro pueden alcanzar los 40 cm de longitud. Aunque puede aguantar largas temporadas sin agua, es conveniente regarla cuando veamos que la capa superior de la tierra esté seca. 

Aloe Vera

[Aloe Barbadensis Miller]

Se trata de una planta idónea para cultivar en el interior de nuestro hogar, que además conviene tener a mano gracias a sus propiedades tan beneficiosas para la piel y las quemaduras. 

Y es que, además de purificar el aire, la planta de aloe vera absorbe sustancias nocivas como el formaldehído, por lo que no es problema colocarla en estancias como las habitaciones. No obstante, aunque sea una planta de interior, es conveniente poner nuestra planta de aloe vera próxima a una ventana o a una zona con luminosidad. 

Descubre estas plantas purificadoras de aire para el interior de tu casa

En cuanto al riego, al ser una planta crasa -que necesita estratos secos-, solo se recomienda regar cuando la capa superior de la tierra esté seca.

Tillandsia

[Tillandsia sp]

¿Sabías que la tillandsia también es conocida comúnmente como Clavel del Aire? De estética sofisticada y elegante, al ser una planta epífita, casi no desarrolla raíces algo que la hace perfecta para ser colocada en jarrones, maceteros y otras superficies de cualquier tamaño y forma. 

Al tratarse de una planta de origen tropical, es conveniente que la situemos en una ubicación dentro de nuestro hogar donde no reciba luz directa del sol, pero sí que tenga algo de luminosidad. Además, el ambiente idóneo de esta planta requiere buenas dósis de humedad, por ello será recomendable darle unas 3 pulverizaciones con agua semanales (en los meses de invierno) y 1 pulverización diaria (en los días más calurosos). 

Por último, la tillandsia es una planta especialmente sensible a las heladas y el frío. En este sentido, no es conveniente que soporte temperaturas inferiores a los 10ºC.

Tronco de Brasil

[Dracaena fragans Massageana]

El Tronco de Brasil es otra de las plantas más populares de ver en el interior de las viviendas. Y es que, su sencillo cultivo y el poco espacio que ocupa -al crecer de forma vertical- la convierten en una de las plantas de interior preferidas por muchos . Aunque su crecimiento más rápido y óptimo tiene lugar si la situamos en las zonas más luminosas de la casa, podemos ubicarla en zonas con menos luz, ya que a esta planta no le gusta el sol directo. Eso sí, será importante que la zona en la que la coloquemos no soporte corrientes constantes de aire.

En cuanto al riego, se recomienda no regar excesivamente el Tronco de Brasil sino solo cuando la capa superior de la tierra esté seca. Es decir, unas 2-3 veces por semana en verano y 1 vez cada 10 días en invierno. Si se cuida bien, esta planta puede llegar crecer más de 2 m de altura.


Seguro que con toda esta información ya habrás identificado cuáles son las plantas de interior que mejor se adaptan a las características de tu hogar. Ahora ya puedes comenzar a darle ese toque natural a tu vivienda, que tanto estabas buscando.

¿Cómo conservar mejor los tomates? Tips útiles

¿Dónde reciclar los móviles usados? O mejor, darles un segundo uso