in

¿Cuáles son las plantas seguras para los gatos y cuáles son tóxicas?

¿Quién no ha oído alguna vez la expresión “la curiosidad mató al gato”? Aunque si bien es cierto que es una metáfora para referirse al peligro que puede suponer el hacer investigaciones innecesarias o hacer demasiadas preguntas sobre cualquier tema, también se puede interpretar de forma literal ya que los gatos son animales supercuriosos a los que les encanta explorar cualquier cosa nueva que haya a su alrededor. Esto hace que estén expuestos a todo tipo de peligros, incluido el de la interacción con las plantas, que es el que vamos a tratar a continuación.

Si tienes o has tenido gatos, sabrás que les encanta trepar y explorar toda la casa. Esto hace difícil mantener las plantas fuera de su alcance, por lo que es imprescindible tener identificadas con precisión las plantas y flores que pueden resultar venenosas para ellos. 

Procedemos a enumerar los tipos de plantas y su nivel de toxicidad, si bien ha de tenerse en cuenta que la información contenida en estas listas de plantas no puede ser exhaustiva, sino una recopilación de las plantas más frecuentes con las que los gatos pueden estar en contacto. 

Plantas seguras

Hierba gatera: 

Es hierba común para gatos sembrada en casa que le ayudará a limpiar su estómago de bolas de pelo y otros elementos que le resultan complicados de digerir, al tiempo que le aportará fibra y otras sustancias que estimulan las neuronas sensitivas por lo que siempre le resultará beneficiosa.

Manzanilla: 

Al igual que en los humanos, la manzanilla ayuda a los gatos a calmar los nervios, a aliviar problemas gastrointestinales, a tonificar su estómago. También ayuda a tratar infecciones cutáneas como antiséptico (ayudan a combatir o prevenir los padecimientos infecciosos, inhibiendo el crecimiento y la reproducción de bacterias, hongos y virus). 

Cereales: 

El trigo, la avena o la cebada debido a su origen vegetal son una fuente rica en vitaminas, minerales, clorofila, y fibra. Son vegetales esenciales para que tu gato pueda purgarse, regurgitar pelos muertos y otras sustancias ingeridas; esto es, le ayudaría a hacer la digestión y a expulsar bolas de pelo al igual que la hierba gatera. Son además una excelente opción para estimular el juego y la diversión de las mascotas.

Plantas de araña:

Estas plantas llaman poderosamente la atención del felino por su extremo follaje, sobretodo cuando son pequeños. Aquí quien corre peligro es la planta porque te la pueden hacer añicos a mordiscos.

Romero: 

Planta aromática con numerosos beneficios lo que además de su fragancia natural y el llamativo colorido de sus flores la convierten en un clásico de la decoración del hogar. La ingesta de romero supondrá una fuente rica en antioxidantes para tus mascotas.

Aloe vera: 

Es otra de esas plantas seguras para gatos y altamente beneficiosas, especialmente para tratar problemas cutáneos, aunque ante esta planta ha de tenerse un poco de precaución. Genera grandes efectos para aliviar los síntomas de la dermatitis y fomentar la cicatrización de heridas. Gracias a sus componentes, el aloe vera posee propiedades antibióticas, antisépticas, cicatrizantes, regenerantes, analgésicas y antiinflamatorias. Lo único que debe procurarse es controlar para que no ingiera grandes cantidades porque su consumo excesivo puede producir problemas gastrointestinales. Por tanto, si tu gato tiende a morder plantas con frecuencia recomendamos mantenerla alejada de su alcance.

Calathea: 

Esta planta nativa de países tropicales es una buena opción para cualquier lugar sombreado de la casa y no produce efectos tóxicos en los gatos que las ingieren.

Helecho: 

es una planta decorativa que nos encanta y que no causará ningún tipo de daño a tu mascota.

Palmera cola de caballo: 

Planta nativa de Guatemala que tiene un bonito diseño con un tallo muy grueso en su base y una caída de las hojas a estilo sauce que la hace muy atractiva y es completamente segura para las mascotas.

Orquídeas

Siempre son una buena opción para decorar cualquier espacio y es totalmente segura para las mascotas.


Plantas tóxicas para gatos: 

Las más peligrosas sin duda son el grupo de las liliáceas por lo que no deben en ningún caso estar al alcance de los gatos. En muchos casos los gatos que ingieren este tipo de plantas y no son tratados a tiempo pueden desarrollar un fallo renal y provocar su muerte a los pocos días del envenenamiento.  

Enumeramos a continuación algunas de las más comunes que pueden resultar altamente venenosas para los gatos: 

Lirios: 

Son extremadamente tóxicos para los gatos. Un par de pétalos o una sola hoja podría causar a tu felino una insuficiencia renal. En el caso de los perros, el problema suele quedarse en vómitos. Aún así, lo mejor es que lleves a tu mascota a un veterinario para que no empeore la situación.

Hortensia: 

Es una flor con una gran toxicidad. Sus hojas y flores contienen glucósido cianogénico. Se trata de una sustancia que produce reacciones similares a las que provoca el cianuro en una persona. Es letal si no se actúa a tiempo.

Narciso: 

Todas las variedades de esta flor son peligrosas. Además, todas sus partes son tóxicas, especialmente sus bulbos. El simple contacto de tu mascota con esta planta puede provocar dermatitis e irritaciones. En casos extremos, se produciría la muerte.

Azalea: 

Es una intoxicación poco frecuente, pero si se produce, es muy dañina. Una pequeña dosis puede ocasionar problemas en el sistema nervioso, falta de coordinación o dificultades respiratorias. Debes extremar los cuidados.

Hiedra: 

Es ligeramente venenosa en casi todas sus partes, a excepción de los frutos, que tienen una alta toxicidad. El veneno se encuentra en los pelos que recubren la planta y en el jugo que contiene en su interior.

Acebo: 

Es un pequeño arbusto conocido por sus llamativos frutos rojos que se utilizan como adorno navideño, produce toxicidad si el gato ingiere tanto las hojas como los frutos y semillas corre un grave peligro de intoxicación. 

Begonia: 

El animal experimentará una sensación de ardor e irritación en la boca y lengua, dificultad para tragar y vómitos.

Adelfa: 

Contiene digitálico, una sustancia usada ampliamente en la medicina humana y veterinaria, que produce inhibición de la bomba sodio-potasio y produce enlentecimiento de la actividad eléctrica del corazón. Los síntomas que produce son arritmias ventriculares y muerte súbita. Todas las partes de la planta son tóxicas y es suficiente con una ingesta mínima para provocar la muerte súbita del gato.

Filodendro: 

Existen varias especies que pertenecen al género Philodendron, siendo todas y en todas sus partes, tóxicas. Los síntomas después de masticar esta especie son inmediatos: ardor bucal, dolor agudo, salivación excesiva y edema o hinchazón de lengua y faringe con dificultad para respirar. Si se llegase a producir su ingestión, los síntomas se pueden agravar con edema de esófago, estómago e intestinos, vómitos, asfixia y en casos extremos, muerte.

Tulipán: 

El bulbo del tulipán es altamente tóxico, los síntomas tras su ingestión son: irritación gastrointestinal, vómitos y diarreas.

Por tanto, si observamos que nuestro gato el gato muestra síntomas de inapetencia, irritaciones en la piel y ojos, vómitos, letargo, salivación intensa, diarreas, problemas respiratorios es muy posible que haya ingerido alguna sustancia venenosa. Ante esta situación lo más recomendable es comunicarse con el veterinario. 

Propiedades y beneficios de los espárragos