in

Posidonia oceánica, una planta mediterránea que necesita nuestro cuidado

La posidonia oceánica (Posidonia oceanica. (L.Delile, 1813), también conocida como posidonia mediterránea, es una planta marina que crece y vive en los fondos del mar Mediterráneo, de donde es una especie autóctona y endémica. Es decir, se trata de una especie vegetal que no crece en ninguna otra parte del mundo, estando limitada su existencia en el planeta a este mar Mediterráneo. Aunque para los ojos no expertos la posidonia oceánica podría pasar por un alga, lo cierto es que hablamos de una planta —eso sí, acuática— en todo el sentido del término: un organismo vegetal pluricelular, con sus tejidos funcionales diferenciados en la que podemos distinguir partes tan características de las plantas como sus hojas, sus tallos y sus raíces. 

La presencia de la posidonia oceánica suele desarrollarse por largas extensiones de terreno a lo largo del fondo marino, a menudo de varios kilómetros cuadrados de superficie, formando las conocidas como praderas de posidonia. Unas grandes formaciones vegetales que normalmente se dan a unos niveles poco profundos, ya que al ser una planta, la posidonia necesita la influencia de la luz solar para poder desarrollar sus funciones fotosintéticas vitales. Y así, esta planta prolifera generalmente desde zonas de superficie hasta profundidades de alrededor de 40 metros.  

Las hojas de la posidonia pueden crecer desde pocos centímetros, cuando las plantas son más jóvenes, hasta más de metro y medio de largo. Su ancho, por el contrario, es muy corto, de entorno al centímetro, lo que favorece la alta densidad de las poblaciones de posidonia, y con ello, la formación de las “praderas”.

Una curiosidad de la posidonia oceánica, clave también para explicar la gran expansión de las praderas de la planta a lo largo de los fondos marinos del Mediterráneo, es su capacidad para reproducirse tanto de forma sexual, generando flores y frutos al igual que hacen muchas plantas terrestres; como asexual, mediante la división de la planta en clones. 

La importancia de la posidonia oceánica para los ecosistemas marinos del Mediterráneo

La posidonia oceánica tiene un papel fundamental en la fijación de los sedimentos y en la construcción de los fondos marinos. Así esta planta sirve de sustento y hogar para muchas otras especies marinas, tanto especies de tipo vegetal como animal. En la actualidad, se calcula que alrededor de las grandes praderas de posidonia que podemos encontrar en el Mediterráneo habitan y se desarrollan en torno a 1400 especies diferentes de animales y plantas acuáticos, siendo así la posidonia una pieza clave y fundamental para garantizar la biodiversidad del fondo marino en este mar. 

Guia Sostenibilidad

Por otra parte, la posidonia oceánica también tiene un papel muy importante a la hora de limpiar el agua marina, ya que sus extensas raíces, así como sus tallos y sus hojas, contribuyen a fijar las partículas sólidas que se encuentran flotando en suspensión en el agua. Una función de filtrado que aclara las aguas del mar, permitiendo que la luz pase a través de ellas. Algo vital para que otras especies de algas y plantas marinas puedan realizar sus funciones fotosintéticas a partir de la luz solar. Y además, la actividad metabólica de la posidonia propicia también la oxigenación de las aguas marinas, lo que hace que estas sean mucho más acogedoras para aquellos seres vivos que llevan a cabo la respiración aeróbica.

Por último, pero no por ellos menos relevante, además del papel de la posidonia oceánica como soporte estructural sobre el que se desenvuelve la biodiversidad en los diversos ecosistemas del litoral mediterráneo, esta planta cumple también una función muy importante como protectora de estas zonas costeras frente a la acción erosiva del mar. De esta manera, la presencia de la posidonia oceánica en los fondos marinos ayuda a frenar la degradación de las zonas de litoral y la descomposición de las costas y de las playas por efecto del movimiento de las olas y de las mareas. Algo que se debe en gran medida a la capacidad de fijación y de contención del suelo que ofrecen las raíces de la posidonia. 

¿Cuáles son las principales amenazas para la posidonia oceánica?

La importancia de la posidonia oceánica para la protección de la biodiversidad y el bienestar de los ecosistemas marinos del mediterráneo, así como su sensibilidad a los cambios ambientales, hacen que esta planta se encuentre recogida dentro del catálogo CITES como una especie silvestre en “Régimen de Protección Especial en el Mediterráneo”. 

Como decimos, la posidonia oceánica es una planta acuática muy sensible a los cambios del medio y así, las fluctuaciones en la temperatura, la acidez o la salinidad del agua pueden afectar al desarrollo de sus poblaciones. Tanto es así, que a menudo se toma la presencia de la posidonia oceánica en los fondos marinos como indicador de la buena calidad de las aguas. 

En este mismo sentido, la contaminación y la turbidez de las aguas marinas son dos de las principales amenazas a las que se enfrenta la posidonia oceánica en la actualidad. Ambos, factores que dificultan el acceso a la luz solar de la planta y que impiden el correcto desempeño de su función fotosintética. Por ello, actividades humanas como el vertido de tóxicos y otros desechos contaminantes al mar o el tráfico de embarcaciones en zonas de poca profundidad contribuirían a mermar las poblaciones de posidonia en el Mediterráneo. 

Por último, otra de las grandes amenazas para la posidonia oceánica es el efecto devastador que tiene sobre sus poblaciones, y por ende, también sobre las poblaciones del resto de especies que viven en torno a la posidonia, algunas especies invasoras tales como la Caulerpa racemosa, la Lophocladia lallemandii o la Caulerpa taxifolia. Siendo esta última una de sus mayores amenazas para la existencia de la posidonia oceánica. Un tipo de alga marina de origen tropical considerada como una de las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo en la lista publicada en 2014 por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y que se calcula que habría colonizado ya más de 3000 hectáreas del fondo marino mediterráneo.

Top 10 electrodomésticos que más electricidad consumen