in

Tipos de nueces y sus propiedades y beneficios

Existen más de 50 variedades de nueces en el mundo y cada una de ellas tienen características concretas que benefician a nuestra salud, siempre que las consumamos sin excesos. 30 gramos o, lo que es lo mismo, 7 nueces. Esa es la cantidad que los nutricionistas recomiendan que consumamos, al día, para ayudarnos a cuidar de nuestra salud cardiovascular y mental, pero también para reforzar el organismo o controlar nuestro peso.

Sí, las nueces están catalogadas como uno de esos “superalimentos” que no pueden faltar en tu despensa, por todos los beneficios que aportan.

Eso sí, abusar de ellas tampoco es recomendable, ya que nos aportan bastantes calorías (aunque sean saludables) y, por tanto, es importante limitar su consumo diario. 

En el mundo existen alrededor de 50 variedades, pero no todas son tan conocidas ni consumidas como las 4 que te vamos a nombrar en este artículo. 

4 tipos de nueces muy consumidas

El nombre lleva consumiendo nueces desde que se tiene constancia de su existencia y en cada parte del mundo existen diferentes clases de nueces, cada una de ellas con características propias y otras que tienen en común con otras variedades de nueces.

Guia Sostenibilidad

Cada variedad de nueces aporta antioxidantes, vitaminas y proteínas comunes, que son las que han hecho que, independientemente de las clases de nueces que estemos hablando, todas gozan de buena fama.

Eso sí, algunos tipos de nueces destacan por encima de otras, debido a alguna de sus características principales o por su forma llamativa. Tal es el caso de la nuez de Macadamia.

Esta variedad de nuez es muy cotizada, es una de las que tiene el precio más elevado y se utiliza, especialmente, en recetas dulces, como helados, tartas o galletas, aunque también se puede consumir sola. 

De esta y de otras siete clases de nueces hablamos a continuación. 

Nuez de Macadamia

Es, sin duda, una de los tipos de nuez más valorados del mundo, debido a su alto contenido en ácido oléico, que representa el 60% de su composición. Esta es una de las causas de que tenga esa textura tan suave y ese sabor tan agradable. 

Características que hacen que, como te decíamos antes, se emplee, sobre todo, para elaboraciones dulces, aunque también se consume en crudo. 

Originaria de Indonesia y Australia, hoy en día también se cultiva en zonas de características climáticas similares, como es el caso de algunos estados del sur de México.

Además de ser rica en ácidos grasos, también aporta proteínas y fibra, al igual que vitaminas y minerales tan importantes para el buen desarrollo de nuestra salud, como el calcio (para nuestros huesos), el fósforo (para el cerebro) o la vitamina B1 (que nos ayuda a convertir carbohidratos en energía).

Nuez de California

Si la anterior era una de las nueces más valoradas, las nueces de California son, sin duda, las más conocidas del mundo, ya que son las más consumidas. 

De hecho, solo en España representan el 63% de las nueces que se consumen. Su tamaño, sabor y características es lo que las hace más especiales. 

Proteínas (especialmente, las antioxidantes), ácido alfa linoleico, magnesio, fósforo, Omega 3 y fibra es lo que más aportan esta variedad de nueces a nuestro organismo. 

Consumir, de forma regular, un puñado de estas nueces al día (30 gramos; más o menos 7 nueces), te ayuda a cuidar la salud cardiovascular, prevenir el riesgo de sufrir ciertos tipos de cáncer, mejoran la función cognitiva y, sobre todo la variedad California, está especialmente recomendada para los diabéticos, ya que mejoran el factor metabólico de las personas que lo consumen, manteniendo a raya su enfermedad. 

Nuez Pecana

Seguimos en Estados Unidos, porque esta variedad de nuez es originaria de este país. 

También conocida como Nuez de Isla, la vas a reconocer enseguida porque es alargada y tiene una piel muy oscura. 

Además, tiene un sabor suave, mantecoso y dulce, lo que la hace perfecta para postres, así como en panes especiales que incluyen frutos secos a modo de complemento. 

En cuanto a sus características, cabe mencionar que es rica en proteínas, carbohidratos y aporta vitaminas A (especialmente recomendada para fortalecer los huesos), B (que ayuda a cuidar nuestro metabolismo y sistema nervioso) y E (que actúa como un potente antioxidante. 

A su vez, destaca por ser rica en zinc, magnesio y potasio, que contribuyen a mejorar nuestra energía de forma natural. 

Nuez de Castilla

La misma también se conoce como nuez española o de nogal europeo. Físicamente, tiene similitudes con la nuez de California, aunque la de Castilla es más pequeña y su fruto es mucho más oscuro que la de Estados Unidos. 

A pesar de la fama que también gozan las anteriores, la realidad es que la nuez de Castilla es una de las mejores para la salud, al ser una gran fuente de fibra (que mejora nuestro tránsito intestinal), ácido alfa linoleico (que nos ayuda a cuidar de nuestro corazón y mantiene los niveles de glucosa a raya), Omega 3, así como vitaminas B, C y E.

Todas estas características hacen que sea una de las mejores variedades de nuez para aquellas personas que quieren cuidar especialmente de su corazón, pero también para personas diabéticas, donde varios estudios han demostrado las bondades de este tipo de nuez para reducir los niveles de glucosa en sangre, al consumirla de manera regular y con moderación, frente a otros que no las tomaban.

Eso sí, para disfrutar de todas estas propiedades, los expertos en salud recomiendan consumirla cruda, en lugar de hacerlo solo en postres o panes, donde también se utiliza mucho. 


Como has podido comprobar, cualquier variedad de nuez que consumas será buena para tu salud, pero estas 4 son algunas de las mejores para hacerlo, además de ser muy fáciles de encontrar en fruterías, tiendas de alimentación y supermercados. 

¡Disfrútalas y no abuses de ellas!

Qué es la pintura ecológica y cómo identificarla

Lombrices de tierra, animales totalmente imprescindibles para la tierra