in

¡Cuidado con los tóxicos de los productos de limpieza!

Estamos constantemente preocupados de la calidad del aire que respiramos. Es normal, los niveles de contaminación que hay en muchas ciudades es muy alto y ocasiona grandes problemas de salud a miles y miles de personas. Pero, ¿alguna vez has pensado que en tu propia casa también puedes tener esos problemas?

No nos referimos a que abras demasiado las ventanas y entre el aire sucio de la calle, sino a que algunos productos de limpieza pueden resultar tóxicos, sobre todo si los utilizas en grandes cantidades y en espacios cerrados o sin ventilar. Pero para todo hay una solución, y los productos de limpieza tóxicos también tienen su alternativa más natural y menos perjudicial.

toxicos productos limpieza

¿Cuáles son los productos de limpieza más tóxicos?

No todos los productos de limpieza son tóxicos. Hay algunos que lo son mucho y otros que son menos peligrosos para la salud. No hablamos, obviamente, de su consumo, sino de que con su simple uso podemos tener problemas respiratorios y, en caso de ser algo prolongado, problemas más graves de salud.

Limpiadores de baños e inodoros

Los limpiadores de baños y, especialmente, los de los inodoros, suelen ser de los productos de limpieza que más tóxicos contienen. En concreto, cloro y amoniaco. Ambos químicos resultan muy tóxicos, sobre todo el segundo si se mezcla con lejía o si se utiliza en espacios donde hay personas con problemas asmáticos o respiratorios.

Si buscas una alternativa un poco más saludable para limpiar los baños y los inodoros, lo mejor es que lo hagas con una mezcla de vinagre, bicarbonato sódico y, para la limpieza más exigente de los inodoros, añadir también bórax (sal de boro).

Productos para limpiar hornos

Sabemos que los hornos son uno de los rincones de la cocina más complicados de mantener limpios. Allí se suelen acumular restos de grasa y residuos de alimentos pegados que son muy difíciles de quitar. Muchos de los componentes que se incluyen en estos productos son, por lo tanto, bastante agresivos, pero no solo contra la grasa del horno, sino también contra la salud. Concretamente, hay uno que deberías evitar si puedes: el hidróxido de sodio.

Su poder corrosivo es tal que resulta peligroso su contacto con la piel y con los ojos, sobre todo. Pero también puede provocar irritación de garganta si lo respiras. Mejor ahorrarse esos trastornos y limpiar el horno de un modo mucho más seguro, con bicarbonato y vinagre, tal y como te explicamos en nuestro detallado artículo tiempo atrás.

Limpiar el horno con bicarbonato y vinagre en pocos pasos

Desatascadores

Los atascos en las tuberías y cañerías son algo muy engorroso. Pueden provocar averías graves, malos olores e incluso desperfectos que afecten a tu vivienda y a la de algún vecino. Al igual que con los productos para limpiar hornos, el hidróxido de sodio es uno de los principales componentes de estos líquidos, y puede resultar muy perjudicial si no se usa con cuidado.

Pero hay un método casero para desatascar esas tuberías que tanto se resisten y que deberías probar. Sí, de nuevo, el bicarbonato con el vinagre y, en esta ocasión, el ingrediente extra: agua hirviendo. Si quieres saber cómo hacerlo del mejor modo, paso a paso, solo tienes que echar un vistazo al súper artículo que escribimos en su día sobre el mejor método casero para desatascar una tubería.

Bicarbonato y vinagre, el desatascador casero que todo el mundo debe probar

Limpiadores universales

Todos tenemos de esto en casa. Parecen líquidos casi inofensivos, porque si pueden aplicarse a tantas superficies es que, seguramente, no serán tan agresivos, ¿no? Sabemos que no son los limpiadores más potentes ni especializados, pero un par de frush-frush y nos sentimos mucho más limpios. Salvo por una cosa, el 2-butoxietanol.

Este producto químico está presente en casi todos estos limpiadores universales y puede provocar problemas pulmonares y renales si lo inhalas o te expones a su presencia muy constantemente. En lugar de utilizar estos productos universales, puedes buscar alternativas como el papel de periódico y vinagre diluido para limpiar los cristales y los espejos, o preparar tus propias fórmulas caseras a partir de la excelente combinación de vinagre, bicarbonato y aceites esenciales.

Ambientadores y productos de limpieza con aromas y fragancias

Un aire limpio y fresco es sinónimo de limpieza e higiene. Incluso hay ocasiones en las que entramos en una estancia y está aromatizada de un modo tan agradable que levanta el ánimo. Y lo mismo pasa cuando la ropa huele a flores, o esos jabones tan bonitos y perfumados te dejan las manos con aroma a brisa marina. Pero el problema viene de que todos estos productos que tienen perfumes y aromas artificiales, aunque no lo pongan en la etiqueta, lo más probable es que contengan ftalatos. Y esto ya no es tan interesante para la salud.

Además de los conocidos riesgos para la fertilidad masculina, hay que incluir diversas afecciones generales para la salud de hombre y mujeres, sobre todo por absorción cutánea. Ojo, no es seguro que esos productos aromatizados que tienes en casa contenga ftalatos. Algunos, incluso advierten en su etiquetado que no hacen uso de ellos. Pero si quieres asegurarte, lo mejor es que optes por productos naturales, que no contengan aromatizantes ni fragancias artificiales y que, si quieres tener el aire más limpio de todo el vecindario, además de una buena ventilación, te hagas con unas bonitas plantas de interior. Éstas son las purificadoras de aire más eficaces que podrás encontrar, y son cien por cien naturales.

Descubre estas plantas purificadoras de aire para el interior de tu casa
Leer más: ¡El mejor suavizante para la ropa es vinagre!

Precauciones si se usan productos de limpieza tóxicos

Si por algún motivo no te queda otro remedio que utilizar productos de limpieza que contengan componentes tóxicos como los que te hemos contado, lo mejor es que tomes alguna precaución, para que sus efectos no te afecten.

Lo principal es leer bien las instrucciones de uso y cumplirlas a rajatabla, para reducir los riesgos durante su aplicación. También es importante una correcta ventilación de las estancias. ¡Más vale que sobre aire corriente! Además, es mejor que uses guantes indicados para estas tareas y que cubras las partes de la cara más delicadas, sobre todo los ojos.

Y recuerda: siempre hay alguna alternativa más saludable y natural a los productos de limpieza tóxicos.

¿Cuántos tipos de harina hay? Diferencias y usos

Las colillas de cigarrillo contaminan, ¿por qué no se reciclan?