in

11 trucos para quitar el mal olor de la nevera

El mal olor en la nevera es un problema muy habitual con el que nos podemos topar bastante a menudo, sobre todo cuando empieza a llegar el calor y los períodos vacacionales, en los que pasamos más tiempo fuera de casa. Y a veces el problema del mal olor en la nevera se puede ver agravado, ya sea por desconocimiento sobre cómo se debe realizar una buena limpieza del frigorífico, por falta de tiempo para realizarla o por dejadez. 

Sea cual sea el caso, este mal olor en la nevera es un toque de atención que nos avisa de que toca realizar una limpieza más o menos exhaustiva de nuestra nevera. A veces bastará con retirar un alimento concreto que se encuentre en mal estado. Otras veces, tendremos que llevar a cabo una limpieza a fondo de nuestro electrodoméstico. Pero en cualquier caso, deberemos actuar ante el mal olor en la nevera, ya que este nos habla de bacterias, hongos y otros microorganismos descomponiendo la materia orgánica que constituye nuestros alimentos. Una descomposición que, más allá de la mera molestia producida por un mal olor desagradable, puede ser también un signo de contaminación cruzada entre alimentos, así como de otros potenciales problemas para la salud. 

Por todo ello, hoy vamos a ver cómo quitar el mal olor de la nevera. Además de la ya recomendada limpieza en profundidad del aparato, veremos también los mejores trucos para eliminar olores de la nevera, así como recomendaciones de uso e higiene de la nevera para evitar que estos malos olores indeseados se originen en un primer lugar. 

11 Trucos y recomendaciones para quitar el mal olor de la nevera

A continuación, vamos a conocer los principales trucos y recomendaciones que existen para poder combatir el mal olor procedente de nuestra nevera. Bien sean trucos para quitar este mal olor una vez que se ha desarrollado, o bien recomendaciones previas para evitar, de antemano, que se formen estos malos olores en nuestro frigorífico. 

1. Limpia tu nevera de forma periódica

La primera recomendación, aunque obvia, no deja de ser la más importante. La mayoría de fabricantes de electrodomésticos recomiendan realizar una limpieza a fondo de frigorífico, incluyendo la parte de la nevera y del congelador, al menos dos veces al año. Pero además, resulta muy útil hacer una limpieza de la nevera cada mes con agua jabonosa de cara a evitar la aparición de malos olores. 

Guia Sostenibilidad

2. Limpiar los líquidos que se derramen inmediatamente

Los líquidos que se derraman de vez en cuando en el interior del frigorífico también son susceptibles de deteriorarse por el metabolismo de bacterias y otros microorganismos. Además, lo normal es que lo hagan más rápido que en el caso de la mayoría de alimentos sólidos. Por ello, es importante limpiar estos líquidos derramados en el momento en el que nos percatamos de ello. También hay que prestar especial atención a la correcta limpieza de las baldas de la nevera, tanto por arriba como por debajo, ya que los líquidos pueden deslizarse hasta las zonas inferiores. 

3. Guarda los alimentos que desprenden más olor en recipientes estancos

Algunos alimentos son especialmente proclives a desprender olores fuertes, como algunos quesos, las cebollas, los ajos, etc. Si necesitas guardarlos en la nevera, asegúrate de hacerlo dentro de recipientes herméticos para evitar que se filtre su olor hacia el resto del interior de la nevera. 

4. Clavo y limón contra el mal olor

Uno de los remedios más conocidos contra el mal olor dentro de la nevera es emplear medio limón abierto con unas flores de clavo secas pinchadas. Es una forma natural y económica de perfumar el interior de la nevera con un aroma fresco que enmascare los posibles malos olores que puedan quedar después de una buena limpieza de nuestro electrodoméstico. Como alternativa, también podemos emplear una infusión de zumo de limón con clavo para conseguir un efecto similar. 

5. Introduce en la nevera una disolución de bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio se vuelve alcalino al contacto con la humedad y gracias a ello, tiene un gran poder de fijación de malos olores. Sobre todo de aquellos olores desprendidos por sustancias de tipo ácido, ya que estas resultan eficientemente neutralizadas por el bicarbonato. 

6. Usa carbón vegetal para neutralizar el mal olor

Como bien sabemos, el carbón vegetal, así como el carbón activado es una sustancia que ofrece una altísima capacidad de absorción. En el caso que nos ocupa, esta capacidad de adsorción puede ayudarnos a atraer y retener las moléculas orgánicas que producen el mal olor dentro del interior de la nevera. Y así, introducir un trozo de carbón dentro del frigorífico puede ser un buen remedio para neutralizar el mal olor. 

7. Almacena y organiza correctamente los alimentos dentro de la nevera

La mejor manera de combatir los malos olores en el interior de la nevera es anticiparse a ellos y prevenir su aparición. En este sentido, una buena organización de los alimentos que tenemos en el interior del refrigerador es fundamental. Conocer la fecha exacta de caducidad de cada uno de ellos y disponerlos dentro de la nevera facilitando el consumo de aquellos que están más próximos a caducar será de gran ayuda para evitar que estos se pudran y terminen oliendo mal. 

8. Enmascarar el mal olor con el aroma del café

A veces, incluso tras una limpieza exhaustiva, puede que ciertos malos olores persistan en nuestro frigorífico. Si somos especialmente sensibles a estos olores desagradables, podemos probar a introducir unos granos de café o un poco de café molido en la nevera. Con ello no eliminaremos la fuente del mal olor, pero sí conseguiremos enmascarar en mayor o menor medida su efecto. 

9. Si vives en el campo, revisa la parte trasera de tu nevera

En ocasiones limpiamos y limpiamos el interior de la nevera y el mal olor no desaparece de ningún modo. Si ya lo has probado todo y vives en una zona rural, prueba a mover el electrodoméstico y revisa bien la parte de la maquinaria que suele estar en la parte trasera. A veces los recovecos del aparato pueden convertirse en el cálido hogar, o incluso en la trampa, de algún roedor u otro tipo de animal de pequeño tamaño. 

10. Vinagre y avena para neutralizar los malos olores

Otro remedio casero que podemos utilizar para absorber y neutralizar el mal olor dentro de la nevera es introducir un recipiente con vinagre blanco en su interior. Dejándolo durante un día entero lograremos captar y eliminar gran parte de los malos olores. Otro remedio similar consistiría en emplear unos granos de avena, o un poco de avena molida, que podríamos introducir en la nevera dentro de un bol o de una tacita. Obtendremos un resultado similar al que ofrece el vinagre, pero sin la parte negativa del propio aroma de este, que puede resultar molesto para algunas personas.  

11. Mantén tu frigorífico a punto

A veces los malos olores en la nevera pueden ser un aviso de que algo no está funcionando bien en nuestro electrodoméstico. Puede ser que no esté manteniendo la temperatura adecuada, que lo tengamos programado en una temperatura demasiado elevada o que no esté funcionando correctamente el sistema de ventilación interno del aparato. Asegurarnos de que nuestra nevera funciona correctamente y proveer un mantenimiento adecuado para nuestro electrodoméstico también será imprescindible para quitar los malos olores de su interior. 

¿Qué es la arcilla verde? Cuáles son sus propiedades y beneficios