in

Kit de comida o recetas a domicilio, pueden ser más ecológicos que comprar comida en una tienda

En los últimos años algunos estudios constatan un aumento de los negocios que se dedican a llevar comida a domicilio, ya sea de un restaurante o precocinada en tuppers. Estas tendencias apuntan a una disminución del consumo de comida casera, ya que buscamos alternativas que nos ahorren tiempo y nos faciliten la vida. Sin embargo, ninguno de estos cambios ha servido para disminuir el desperdicio de comida que según el informe “Despilfarro de alimentos: datos y cifras clave” de la FAO asciende a 1300 millones de toneladas cada año en el mundo. Esto produce una gran cantidad de gases de CO2, siendo uno de los factores que más está afectando al cambio climático.

Foto: Foerster

A pesar de estos datos, la Universidad de Michigan a través de un estudio sobre el desarrollo de los nuevos modelos de negocio que se dedican a vender kit de comida, podría haber dado con una posible solución para la contaminación provocada por el desperdicio de alimentos. Estos producen más residuos, pero aun así contaminan menos el medioambiente.

¿Qué es un kit de comida?

Para intentar terminar con el desperdicio alimentario cada vez surgen más alternativas como la creación de los kits de comida. Este nuevo modelo de negocio, consiste en la creación de un servicio de alimentos por suscripción donde la empresa le envía al cliente los ingredientes y las recetas con las proporciones justas. Esto provoca que el consumidor disminuya el desperdicio alimentario y ahorre tiempo en el supermercado y a la hora de seleccionar los platos.

Su funcionamiento es sencillo, accedes a la web de la empresa que oferta este servicio y eliges el menú que más se adapte a ti. Unos días después te llegará una caja con los ingredientes y las recetas para que elabores los platos.

Empresas de recetas a domicilio

La empresa estadounidense que ha logrado mayor desarrollo y ventas es Blue Apron. Ha conseguido superar los ocho millones de comidas enviadas mensualmente. Su objetivo principal es hacer que la comida casera sea accesible para todo el mundo. Además, ha sido la marca utilizada por la Universidad de Michigan para desarrollar el estudio.

Otras de las grandes multinacionales que se han lanzado a ofertar este tipo de servicio son Walmart y Amazon, convirtiéndose en las competidoras de Blue Apron. En el caso de Amazon los kits de comida solo están presentes en Estados Unidos, pero el objetivo de esta gran multinacional es expandirlo a otros países.

Aunque Amazon todavía no ha llegado a España, existen otras compañías que ahora mismo ofertan recetas e ingredientes a domicilio: Foodinthebox y Kukit, anteriormente existían otras que han terminado desapareciendo por la falta de demanda. La más conocida es la primera, probablemente porque ha sido fundada por uno de los ganadores del programa de cocina Masterchef y ha sido promocionada por él mismo y por Carrefour. Ofrecen planes muy variados, para que las personas que sigan una dieta vegetariana, vegana o paleo tengan la posibilidad de obtener también una caja. Algunas de las recetas que puedes encontrar son tacos al pastor, raviolis de pera y ricotta o trufas de chocolate.

Ventajas y desventajas de las recetas a domicilio

Su principal ventaja son los efectos positivos que tiene para el medioambiente al evitar que se genere más despilfarro de alimentos, pero la cosa no queda solo aquí, ya que para nuestra salud tiene consecuencias positivas puesto que nos ayuda a llevar una dieta equilibrada. Otras ventajas serían:  

  • Planificación de comidas
  • Productos sanos y frescos
  • Control de las porciones
  • Ahorro de tiempo

Un efecto secundario de utilizar este servicio sería aprender a cocinar y probar platos nuevos, esto es interesante para aquellas personas que tengan ya un cocimiento de cocina y quieran probar nuevas elaboraciones.  

La desventaja de estos kits de cocina es que su alto coste no permite que sea de consumo continuado para la mayoría de la población.

Estudio de la Universidad de Michigan

Para una persona que esté concienciada con el problema del desperdicio de alimentos, la contaminación y la basura que generamos, cocinar en casa es una acción positiva; debido a que conoces en la mayoría de los casos la procedencia de los alimentos que consumes y puedes realizar una compra más consciente, adquiriendo solo los productos que vas a utilizar para la receta. Cuando vas al supermercado y compras comida precocinada, no siempre sabemos los ingredientes que lleva ese plato, y suelen llevar muchos envoltorios de plástico.

Ahora, imagina que te llega a casa una caja con los ingredientes que necesitas para elaborar cada plato de comida que consumirás en una semana ¿esto es igual de sostenible? Sí, como explicábamos anteriormente un estudio de la Universidad de Michigan ha analizado el caso y ha concluido que es más sostenible, a pesar de que pueda parecer contradictorio porque los productos vengan empaquetados.

El estudio ha comparado la huella de carbono que produce ir a un supermercado a hacer la compra y la que produce encargar un kit de comida a domicilio donde te vienen las recetas y los ingredientes para cada plato. La segunda forma es mucho más sostenible con el medioambiente. El estudio ha considerado todo el desarrollo, desde que la comida se genera en las granjas hasta que llega al vertedero, y ha llegado a la conclusión de que los gases de efecto invernadero son un tercio más bajo en los kits de recetas a domicilio. Los resultados son a favor de los kits de comida:

  • Una comida del supermercado produce 8,1 kg CO2/comida
  • Las recetas e ingredientes a domicilio producen 6,1 kg CO2/comida

El proyecto DrawDown analizó la huella de carbono que producimos en diferentes situaciones y concluyó que es más importante que nos esforcemos en reducir la comida desperdiciada que en tener una dieta vegetariana.

Otro factor que demuestra que por mucho que intentemos no desperdiciar comida en casa y ser sostenible con las compras que realizamos en el supermercado no sirve para nada, porque en las tiendas mucha comida de la que se almacena acaba desperdiciándose por la falta de demanda y termina tirada en la basura. A esto hay que sumarle el transporte que también contamina mucho, ya que a una tienda llegan muchos camiones diferentes, mientras que en los kits de comida un solo camión reparte varias cajas ayudando de esta forma a disminuir la contaminación.


A pesar de lo que asegura este estudio, los kits de comida a domicilio siguen estando mal vistos por las personas comprometidas con el medioambiente, porque se percibe como un producto contaminante por la cantidad de envoltorios con los que se prepara el pedido. Pero debemos ser optimistas y pensar que esta visión cambiará, algo que empieza a estar apoyado por las cifras, puesto que en 2018 los estadounidenses gastaron alrededor de 3 mil millones de dólares en este nuevo servicio de comida a domicilio.  

Foto principal: Louise.ward

Los mejores alimentos para tener una piel radiante

¿Sabes cuáles son los alimentos transgénicos más comunes? Infografía de 20 ejemplos