in

10 flores de invierno para decorar la casa

Los amantes de las plantas y las flores somos conocedores de los muchos beneficios que estos seres vivos pueden aportarnos cuando las elegimos para compartir nuestro hogar. No solo nos ayudan a decorar nuestros espacios aportando un toque de color. También influyen de forma positiva en aspectos tan diversos como en nuestro estado de ánimo, aportándonos calma y sosiego; en la regulación de la humedad y la temperatura ambiental de la casa; contribuyen a limpiar y renovar el aire que respiramos; absorben el ruido ambiental; perfuman nuestro hogar y un larguísimo etcétera.

La llegada del invierno no tiene por qué ser un impedimento para que continuemos disfrutando de todos estos beneficios que nos brindan las plantas, tanto en el interior de nuestra casa como en el jardín y otros espacios exteriores. Ni tampoco para que dejemos de disfrutar del colorido de sus flores. Solo tenemos que saber seleccionar las especies más adecuadas para acompañarnos durante los meses más fríos del año. Por eso, hoy vamos a conocer 10 flores de invierno para dar color a nuestro hogar durante esta estación. 

10 flores de invierno para dar color a nuestro hogar

1. Flor de Pascua

Esta flor es, sin duda alguna, la principal protagonista en las fiestas navideñas que inauguran la temporada invernal. Pero el fin de las festividades no es óbice para que sigamos disfrutando de ella durante el resto de la estación. La flor de Pascua o poinsettia (Euphorbia pulcherrima) se caracteriza por el color rojo intenso de sus flores, motivo por el que se convierte en el complemento decorativo ideal de muchos hogares durante el mes de diciembre. Para asegurarnos de que esté sana, deberemos asegurarle una buena cantidad diaria de luz, alejarla de las fuentes de calor y mantenerla húmeda. 

2. Crisantemo

Los crisantemos (Chrysanthemum) son las flores que nacen en unas 30 especies de plantas diferentes procedentes originalmente de Europa y Asia. Son plantas perennes, es decir, que mantienen sus hojas todo el año. Además, los crisantemos florecen también durante la temporada de invierno, por lo que podremos disfrutar de sus flores también en esta época. Bastará con que los abonemos y reguemos regularmente para que las plantas puedan obtener todos los nutrientes que necesitan para desarrollarse y florecer. 

3. Narciso

Las flores de las plantas del género Narcissus son originarias de la cuenca del Mediterráneo y de algunas zonas de Asia y África. Se trata de flores muy coloridas y vivas, cuya tonalidad varía según la especie concreta. Los narcisos florecen durante la primavera, pero también en los últimos días del invierno, por lo que podemos disfrutar de su color también durante la época más fría del año. Se trata de plantas duras y que aguantan bien las bajas temperaturas, mostrando una muy buena capacidad de adaptación a diferentes medios. Bastará con un riego moderado y luz solar indirecta para que se desarrollen sanos y bellos, si bien agradecen el abono ocasional en cultivos interiores. 

Guia Sostenibilidad

4. Alelí

El alelí (Erysimum cheiri) es una planta originaria del continente europeo que también da lo mejor de sí en invierno. Es una planta rústica que requiere de pocos cuidados, por lo que si vivimos en un clima no demasiado extremo, es posible que aguante bien las temperaturas bajas incluso en el exterior, como en jardines, terrazas y balcones. Además de por su vivo colorido, los alelíes destacan también por su agradable olor. Bastará con que los reguemos cada 2 o 3 días y que reciba una buena dosis diaria de luz solar para que luzcan radiantes. 

5. Pensamiento

Los pensamientos (Viola x wittrockiana) también son ideales como plantas ornamentales de invierno. Se trata de plantas originarias del norte de Europa, como consecuencia de sucesivos cruces e hibridaciones realizados intensivamente entre diferentes tipos de pensamientos silvestres y violetas autóctonas y procedentes de Asia Occidental durante el siglo XIX. De flores abundantes durante todo el invierno, los pensamientos requieren de un riego relativamente frecuente, aproximadamente cada 3 o 4 días, para poder desarrollarse bien. Además, son muy versátiles a la hora de cultivar, ya que pueden plantarse tanto en jardines y otras zonas exteriores como en macetas en el interior de la casa. 

6. Caléndula

La caléndula (Calendula officinalis) es otra planta ideal para llenar nuestra casa de color durante el invierno. Y es que esta buena conocida de En Estado Crudo por sus muchas propiedades y beneficios naturales para la salud es también una flor extraordinariamente decorativa. Es una planta dura y de floración abundante y mensual. Un hecho, este último, del que se deriva su propio nombre (del latín, calendulae).

7. Geranio

El geranio, o mejor dicho, las especies del género Geranium, son también magníficos candidatos a decorar nuestro hogar durante el invierno. Son plantas recias y duras que pueden aguantar muy bien tanto las bajas temperaturas como el descenso de las horas de sol cuando los días son más cortos. Su alta resistencia a las inclemencias del tiempo hacen de los geranios una elección ideal para dar color también a los espacios exteriores de nuestra casa, como el jardín, el balcón o la terraza. 

8. Camelia

Las flores que conocemos comúnmente como camelias, son también, en realidad, todo un género de plantas. En este caso, el género Camellia, que comprende a unas 250 especies diferentes. Estas plantas de origen asiático forman arbustos que se caracterizan por sus preciosas y coloridas flores, que a menudo comienzan a aparecer durante el mes de diciembre y nos acompañan ya durante todo el resto de la estación invernal. 

9. Clavel

Los claveles (Dianthus caryophyllus) son unas de las flores decorativas más apreciadas y además, son también perennes, por lo que el frío del invierno no impide que podamos seguir cuidándolas en nuestro hogar durante esta temporada. Estas plantas de origen mediterráneo florecen durante todo el año y los hay de una gran variedad de colores. Además, son especialmente indicadas para plantar en exterior, ya que les viene bien gozar de mucho sol y toleran bien el frío, siempre que no llegue a helar. 

10. Hortensia de invierno

Cerramos este breve repaso por algunas de las especies de plantas que nos dan sus flores en invierno con, precisamente, la hortensia de invierno (Bergenia crassifolia). Se trata de otra magnífica opción para incorporar a nuestro hogar o nuestro jardín durante estos meses y seguir disfrutando de sus flores. Un poco de humedad y un sustrato bien nutrido serán suficientes para que esta planta aguante toda la estación fría. 

Receta de Nocilla o Nutella casera: crema de cacao y avellanas más saludable