in

Supermercados sin plástico. Comprar de forma más sostenible

En el mundo se producen 400 toneladas de productos plásticos cada año. De entre toda esta cantidad de plásticos, el 36 % de estos productos son empleados como plásticos de un solo uso, principalmente como recipientes, contenedores y envoltorios perecederos para otros bienes. Esto equivale a 144 toneladas de plásticos que, tras un muy breve período de utilización, pasarán a convertirse automáticamente en residuos casi de manera directa. Y esto sucede cada año. Esta problemática hace que cada vez sea más necesario y más urgente encontrar una solución real que haga frente a la generación de residuos plásticos a gran escala y al problema de contaminación medioambiental que esta producción de residuos trae consigo. Un problema que no puede abordarse únicamente con reutilización y reciclaje, sino cuya solución más efectiva pasa por ir a la raíz del conflicto: reducir la producción de plásticos y modificar nuestros hábitos de consumo hacia conductas más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente. 

Con esta problemática en mente, en los últimos años han aparecido en algunas de las principales ciudades del mundo tiendas libres de plástico. Pequeños establecimientos que ofrecen una alternativa sostenible y ecológica a los puntos de venta tradicionales de alimentos o productos de droguería. Este tipo de tiendas han apostado por reinventar la venta a granel, dando la posibilidad a los clientes de hacer la compra trayendo sus propios recipientes de casa y pagando únicamente por el producto neto que compran. En una última vuelta de tuerca, este concepto de tiendas sin plástico, enfocadas a la filosofía del movimiento Zero Waste, ha ido evolucionando hasta la aparición de los primeros supermercados sin plástico. Estos supermercados insisten en ofrecer una alternativa sostenible y ecológica para nuestras compras, pero esta vez reuniendo en un mismo establecimiento una oferta de productos mucho más extensa y variada. Hoy vamos a conocer algunas de las primeras iniciativas de este tipo que se han creado dentro y fuera de nuestro país, veremos cómo funcionan y por qué deben convertirse en un modelo de referencia para los supermercados del futuro. 

Leer más: 8 tiendas para comprar a granel en España

Original Uverpackt

Original Uverpackt es el supermercado libre de plásticos pionero en el mundo. Los crearon dos jóvenes en Berlín en 2017 y su cometido es ofrecer una alternativa sostenible de venta al por menor basada en generar cero residuos. Sara Wolf y Milena Gimbovski, madres del proyecto, observaron la gran cantidad de residuos innecesarios que se generaban en una simple compra, y decidieron buscar una solución al problema. Para financiar la creación de Original Uverpackt recurrieron a una campaña de crowdfunding en la que solicitaban 50 000 euros para poner en marcha el supermercado. En tres semanas habían recaudado más de 150 000 euros, lo que pone de manifiesto que la demanda de este tipo de establecimientos sostenibles es algo tangible. 

En Original Uverpackt todo se vende a granel: alimentos, bebidas, productos de limpieza, productos de higiene personal, etc. Los consumidores pueden llevar sus recipientes de casa, que después de ser pesados para calcular su tara, pueden llenar con los diferentes productos del supermercado, en las cantidades que necesiten. Así, no solo se paga únicamente por el peso del producto en sí, sino que se evita comprar de más y, con ello, se evita también el desperdicio alimentario. También tienen la opción de usar recipientes no perecederos que aporta el propio establecimiento bajo un sistema de préstamo. 

La idea pronto recibió la buena acogida de los vecinos de Berlín, granjeándose el supermercado una clientela fiel en poco tiempo. Después de recibir diferentes premios por su modelo de venta sin envases plásticos, han seguido ampliando el negocio abriendo nuevos supermercados. 

Bulk Market

Bulk Market, en Londres, es la versión inglesa de Original Uverpackt. Abrió sus puertas en 2017 de la mano de Ingrid Caldironi, antigua ejecutiva de marketing. En este supermercado podemos encontrar todo tipo de alimentos, desde frutas, verduras, cereales o legumbres; hasta productos de belleza y cosméticos de elaboración casera y ecológica. Bulk Market aplica en sus prácticas la regla de las 5 erres de Bea Johnson, la autora del libro Zero Waste Homes. Según esta regla, la sostenibilidad pasa por adoptar 5 hábitos de consumo: rechazar, reducir, reutilizar y compostar (del inglés rot).

Unpacked

Unpacked es el primer supermercado sin plásticos de Madrid y abrió sus puertas en 2019. Es este establecimiento podemos comprar todo tipo de productos elaborados sin plásticos: alimentos y bebidas a granel, productos de limpieza, aceites, pajitas ecológicas, cepillos de dientes de bambú, etc. 

En Unpacked todo se vende a granel y hay varias opciones para llevarse los productos a casa: podemos usar nuestros propios recipientes o comprar los que ofrecen en el propio supermercado, elaborados con materiales reciclables y libres de plástico, como tarros de vidrio o bolsas de papel reciclado, cartón, etc. 

Todos los productos que venden y también los envases son 100 % ecológicos. Además, predominan los productos locales, para evitar la huella de carbono originada por su transporte a largas distancias. 

También es posible comprar en Unpacked de forma online desde toda España, a excepción de las Islas Canarias, con gastos de envío gratis en compras superiores a 50 euros. 

YesFuture

YesFuture abrió al público en 2017 en la ciudad de Barcelona, convirtiéndose en el primer supermercado libre de plásticos de nuestro país y ganando el premio al Comercio Innovador de Barcelona en 2018. 

YesFuture también se basa en la venta a granel para ofrecer una amplia gama de productos ecológicos sin necesidad de producir residuos plásticos. En este supermercado podemos comprar todo tipo de frutas y verduras, cereales, legumbres, cafés, tés y otros alimentos. También productos líquidos y bebidas, como cerveza y Kombucha a granel, aceites, vinagres, etc. Aparte de alimentos, también es posible comprar todo tipo de productos de limpieza del hogar, de droguería, productos de higiene personal… Y así hasta más de 400 referencias de productos diferentes, todas sin plástico. Además, la mayoría de estos productos son de producción local, producidos por pequeños proveedores o cooperativas que siguen filosofías de producción sostenibles. 

Los supermercados del futuro. ¿Y qué hacer hasta entonces?

Como hemos visto, hacer la compra sin necesidad de generar residuos plásticos es posible. Y puede que ese sea al mayor valor que aportan este tipo de supermercados a la hora de mejorar el planeta: no solo dan una oferta real de productos ecológicos y la opción de hacer la compra sin necesidad de generar residuos plásticos, sino que lanzan un potente mensaje de que un modelo de producción y consumo más sostenible es viable y económicamente rentable. Son el espejo en el que deben mirarse los supermercados convencionales para dejar de contribuir a la contaminación del planeta. Pero para que este cambio sea posible, es también fundamental que haya una presión social de los ciudadanos, de los consumidores, que obligue a los comercios adoptar formas más sostenibles. En esta misma dirección se alinea el ranking elaborado por Greenpeace a finales de 2019, para valorar el compromiso de las principales cadenas de supermercados españolas con la reducción del uso de plásticos de un solo uso en sus productos. Para ello, analizaron el uso del plástico que hacen los diferentes supermercados, teniendo en cuenta variables como si dan o no opciones de venta a granel, si tienen un plan para la eliminación de plásticos para el año 2025, si se eliminan las bolsas de un solo uso, etc. De las 8 superficies analizadas, tan solo 4 de ellas alcanzaron el aprobado, siendo la nota más alta la conseguida por los supermercados Eroski, un 7. Ninguno de ellos consiguió el sobresaliente, lo que evidencia que deben trabajar más rápido y de forma más seria para reducir su huella de residuos plásticos. Entretanto, estudios de este tipo nos dan las claves a los consumidores comprometidos para saber qué tipo de modelo de venta estamos apoyando con nuestras compras.

Foto principal: Wikimedia Commons

Los mejores edulcorantes naturales que pueden sustituir al azúcar blanco

Diferencia entre vidrio y cristal: Uno se recicla y el otro no